Un estudio de la UVa busca comprender las claves de la ecología y dinámica de los topillos para controlar su población

Madrigueras de topillos en la provincia de Palencia. /A. Quintero
Madrigueras de topillos en la provincia de Palencia. / A. Quintero

Han logrado reconstruir el proceso de colonización de la llanura durante las décadas de los 80 y 90

El Norte
EL NORTEPalencia

Investigadores del Campus de la Universidad de Valladolid en Palencia, pertenecientes a la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias y al Instituto Universitario de Investigación Forestal Sostenible (iuFOR), celebran estos días los diez años de investigación ininterrumpida acerca de la biología poblacional de los topillos castellanos, precisamente cuando estos roedores silvestres vuelven a saltar de nuevo al tablero informativo.

La UVa explicó en un comunicado que los topillos varían bruscamente su abundancia entre años (algo que técnicamente se denomina «dinámicas inestables o cíclicas«) y tras una década, el equipo de investigación hace balance y se prepara para seguir profundizando en el conocimiento científico de este fenómeno natural, endémico ya en la región de Castilla y León.

El equipo de investigación está liderado por el doctor Juan José Luque-Larena, profesor titular de la UVa, junto con varios estudiantes adscritos al programa de doctorado de la Universidad de Valladolid. El resto del equipo lo integran varios investigadores senior nacionales (IREC-CSIC, UCLM, ISCIII) e internacionales (University of Aberdeen, Reino Unido) de prestigio.

La línea de trabajo arrancó en julio de 2009, con el proyecto europeo Era-Net ECOCYCLES 2009-2012, donde se trabajó en coordinación con otros equipos de investigación de Noruega, Reino Unido, Francia y España. Posteriormente, varios proyectos de convocatorias nacionales (ECOVOLE 2013-2015, ECOTULA 2016-2019) han financiado la investigación del grupo, permitiendo un avance muy significativo en la comprensión sobre el cómo y el porqué de estas fluctuaciones periódicas de roedores en el medio agrario.

El equipo ha logrado reconstruir el proceso de colonización de la llanura castellana por los topillos ocurrido durante las décadas de los 80 y 90 del pasado siglo. También se ha cuantificado el uso del espacio que hacen los topillos a distintas escalas, así como las interacciones ecológicas que establecen con otros elementos del medio natural, desde los depredadores a los parásitos, y cómo su dinámica explosiva los convierte en especies con un papel funcional clave ('keystone') en determinar la dinámica global del ecosistema.

Durante los últimos años, en colaboración con el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, el equipo ha centrado su interés en la interacción de los topillos con bacterias y otros microorganismos de interés para la salud pública.

El equipo es pionero en la investigación relativa a la ecología y epidemiología de la tularemia en España, y sus publicaciones científicas más recientes se incluyen entre las revistas especializadas más relevantes a nivel internacional, como Emerging Infectious Diseases, del Center for Disease Control, CDC, de Estados Unidos, PLOS Pathogens o Parasitology. Desde que arrancó el trabajo de monitorización de topillos hace diez años, se han defendido dos tesis doctorales y otras dos están actualmente en proceso, una de lectura inminente el próximo septiembre. El equipo liderado por los investigadores del Campus de la UVa en Palencia es, sin duda, el más relevante a nivel nacional en esta temática.

Esta línea de investigación relativa a las plagas de topillos está reconocida como «de interés público« por el Real Decreto 409/2008, de 28 de marzo, por el que se establece el programa nacional de control de las plagas del topillo de campo, 'Microtus arvalis' (Pallas), y otros microtinos. Si bien la investigación desarrollada por el equipo del doctor Luque-Larena no se centra en el control o manejo de los topillos, sino en comprender las claves de su ecología y dinámica poblacional en la región, ésta resulta fundamental para poder diseñar cualquier acción de gestión de sus poblaciones y de los riesgos asociados en el medio natural.