Cevico Navero realza el valor de lo rural a través de la artesanía

Marta Valdivieso exhibe el funcionamiento del telar en Cevico Navero. /Luis Antonio Curiel
Marta Valdivieso exhibe el funcionamiento del telar en Cevico Navero. / Luis Antonio Curiel

Un taller constata la historia milenaria del arte de hilar y tejer en una feria que registra éxito de público y de ventas

LUIS ANTONIO CURIELCevico Navero

Vecinos y curiosos se han acercado este domingo a Cevico Navero para conocer el III Mercadillo de Artesanía instalado durante toda la jornada en la Plaza del Palacio. Una cita enmarcada dentro del programa de la XXXVI Semana Cultural y Recreativa organizada por la Asociación Socio-Cultural Cevico Navero, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Cevico Navero y de la Diputación de Palencia.

Alrededor de doce puestos ofrecieron una amplia variedad de objetos, desde frutos secos y cerveza artesana hasta ropa y textiles, pasando por jabones, juguetes, coleccionismo, bisutería, artesanía de madera, objetos de barro y piezas de cerámica y alimentos del comercio justo, entre otras muchas variedades. Los expositores, llegados de distintos puntos de la comarca del Cerrato y de la provincia, se mostraron satisfechos con las ventas y el interés suscitado. Además, la solidaridad estuvo presente durante toda la jornada en uno de los puestos instalados en la Plaza del Palacio. Ceviqueños y visitantes adquirieron distintas piezas con carácter solidario, con el fin de colaborar con diversas ONGD, como Manos Unidas y Coprodeli. Todos los donativos se destinarán a la construcción de cinco aulas en Ambohitompoina, Madagasgar.

Por su parte, Antonio Matías 'El Cerela' organizó una exposición de fotografías antiguas con sus recuerdos familiares y puso a la disposición de vecinos y visitantes su amplia colección de libros en los que narra sus vivencias en la localidad cerrateña. Además, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer los juegos de antaño y disfrutaron haciendo rodar la veleta (juego típico de Cevico Navero que se practicaba en San Marcos), el hinque, el aro, la peonza, las canicas y la tanguilla, entre otros.

Junto al mercado artesanal se desarrollaron varios talleres, como el de tejidos y la demostración del proceso de lana, que suscitaron gran interés entre los niños de la localidad. Marta Valdivieso, responsable del proyecto textil 'La Trama', vinculado a la Universidad Rural 'Paulo Freire', fue la encargada de hacer un recorrido por la historia milenaria del arte de hilar y tejer, remontándose desde las civilizaciones nómadas hasta la actualidad. Valdivieso mostró algunas plantas y animales de los que se obtiene históricamente el hilo, como el cáñamo, algodón o lino y la oveja, cabra, conejo o los gusanos para la seda.

Posteriormente, llegó el momento de aprender a tejer, por lo que los asistentes conocieron las fibras y herramientas del hilado, el huso, las ruecas, las cardas. En cuanto a la lana, Valdivieso explicó todo el proceso de elaboración partiendo de la recogida de la misma hasta su lavado y cardado.