El colegio Ramón Carande promueve la lectura y escritura de cuentos

Los niños de Infantil, con la profesora Asun Vegara, en la ‘pequebiblioteca’./
Los niños de Infantil, con la profesora Asun Vegara, en la ‘pequebiblioteca’.

El centro tiene implantado el programa bilingüe desde hace dos años y desarrolla el ‘Formapps’ para la implantación de las nuevas tecnologías

J. OLANOpalencia

Fue una persona muy querida y admirada en el colegio, tuvo mucha relación con alumnos y profesores, y visitó el centro en numerosas ocasiones, una de ellas para donar el trofeo acreditativo de su Príncipe de Asturias en Ciencias Sociales de 1985. El insigne humanista fallecido ya fallecido, Ramón Carande y Thovar, ha significado mucho para el centro, que comenzó a funcionar en 1980 y se inauguró oficialmente en el curso escolar 1981-1982. Inicialmente se llamó San Telmo, tomando el nombre del barrio en el que se ubica, y al año siguiente pasó a denominarse Ramón Carande, contando con el ilustre palentino el día de su inauguración. Los que le recuerdan lo hacen con auténtico cariño, y los niños le adoraban y se quedaban embelesados cuando ya anciano narraba historias inolvidables.

Fotos

Hoy, Ramón Carande sigue estando muy vivo gracias al mural que pintó el diseñador gráfico Chisco para remozar una estructura que había quedado obsoleta. Con el mural se ha renovado y se le ha otorgado un toque de modernidad al centro, desde cuyo equipo directivo propuso también al artista que una de las partes de la obra recogiera el nombre del colegio y el retrato de Ramón Carande y en la otra, el historiador palentino apareciera observando su trayectoria.

De su memoria han dado ya cuenta la primera promoción de alumnos que salió del colegio hace 25 años, que se ha reunido recientemente recordando aquellos orígenes y su vida en el centro. En el colegio estudian este curso 220 alumnos de Infantil y Primaria, unas cifras pobres respecto a la matrícula que tuvo el colegio cuando se levantaron las urbanizaciones de Francisco Vighi y de Parque Europa, que nutrieron al barrio de población infantil.

El equipo directivo es consciente de que la natalidad ha caído y que funcionan varios colegios en la zona que deben repartirse el alumnado, y por ello los profesores se esfuerzan en ofrecer la mejor educación en el Ramón Carande. Un buen dato es que el 75% de los 23 profesores tienen plaza definitiva en este centro, lo que garantiza una estabilidad de la plantilla que redunda en una buena enseñanza, debido a la mayor conexión que se crea entre alumno y profesor.

Así, funciona el proyecto bilingüe, que desde hace dos años está ya implantado en todos los cursos. También el centro está involucrado en la extensión de las nuevas tecnologías, por lo que todos los alumnos pasan semanalmente por las salas de informática. Además, los alumnos de sexto de Primaria cuentan con tablets para el trabajo diario.

Uno de los proyectos de innovación educativa que el colegio desarrolla este curso es el Formapps para la implantación de nuevas tecnologías. La experiencia se ha basado en la realidad aumentada, ya que este aspecto cobra cada vez mayor importancia, pues está relacionado con la realidad virtual. La idea partió fundamentalmente de la moda de diversos juegos que utilizan la realidad aumentada como eje para captar la atención, como Pokemon Go. La aplicación utilizada es Aurasma, pues se puede trabajar en diversos sistemas operativos (Android, Ios), y así el centro ha querido garantizarse la continuidad del trabajo fuera del aula, una vez acabado el proyecto.

Los objetivos del proyecto se han resumido en un acercamiento a los alumnos a las nuevas tecnologías en el ámbito de la educación y dentro de las clases. También se han trabajado y afianzado distintos contenidos de las asignaturas, se ha procurado que cojan el gusto por las nuevas tecnologías (si bien se ha constatado que ya existe, aunque se echaba de menos la utilización práctica de esas tecnologías en el aula).

Otro sello de identidad del colegio es el huerto escolar, que cuenta con la participación de todos los alumnos. Frutas y hortalizas se dan cita en este huerto, en el que cada grupo coordina una parte del trabajo. Y después, tras la recolección, una degustación popular.

El fomento de la lectura también es un proyecto importante en el centro, que ha promovido un certamen de escritura de un cuento, en el que se han implicado familias y alumnos. Esta semana próxima, el colegio vivirá en el mismísimo paseo de la fama con una semana cultural dedicada al cine.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos