Podemos pone de ejemplo Aragón para demostrar que la coalición es posible

Pablo Echnique. /Efe
Pablo Echnique. / Efe

El socialista Javier Lambán formará un Ejecutivo de coalición con Podemos, la Chunta y el PAR

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Si en Aragón ha sido posible un Gobierno de coalición, cómo no va a ser posible a nivel central. Este el razonamiento que hace Podemos tomando como base la investidura del socialista Javier Lambán gracias al apoyo de hasta cinco partidos (PSOE, Podemos, Partido Aragonés (PAR), Chunta e IU). «En Aragón va a haber un gobierno de coalición entre varias fuerzas políticas, sin vetos y con competencias relevantes para todas ellas», resumió este jueves Pablo Echenique.

Lo cierto es que Lambán, uno de los barones enfrentado en su momento a Pedro Sánchez y que en el pasado ha mantenido una tensa relación con Podemos, pese a gobernar la pasada legislatura con su apoyo, ha logrado lo que se puede definir casi como una cuadratura del circulo al lograr reunir bajo un mismo paraguas a todas las fuerzas de izquierda y una formación de centro derecha como el PAR.

Era, por otra parte, la única alternativa a la repetición electoral, dado que un Ejecutivo del PP pasaba por un pacto con Vox, al que rechazan las fuerzas regionalistas por su defensa de la abolición de las autonomías. En el nuevo Gobierno habrá representantes de todas las fuerzas que han firmado el acuerdo salvo IU, que ha optado por no asumir ninguna consejería. Podemos dirigirá el área de Universidad.

Retomar las negociaciones

Echenique, presente en la sesión de investidura del presidente aragonés, incidió en que «el conjunto de los españoles está votando pluralidad y este tipo de acuerdos demuestran lo que espera la ciudadanía de los diferentes partidos cuando no hay mayorías».

Recordó, además, que PSOE y Podemos gobiernan ya juntos en Comunidad Valenciana, Baleares o Canarias, lugares en los que las organizaciones territoriales socialistas no han puesto pegas para compartir los consejos de gobierno con dirigentes podemistas.

El jefe del equipo negociador de Podemos emplazó a los socialistas a retomar los contactos para abordar una nueva investidura cuando antes. «La gente nos paga para que trabajemos y lleguemos a acuerdos, y un gobierno de coalición es la mejor fórmula para que se cumplan», concluyó.