Una fundación de la Junta de Andalucía gastó 15.000 euros en un prostíbulo

Antonio Fernández, responsable último de la fundación Faffe./Raúl Caro (Efe)
Antonio Fernández, responsable último de la fundación Faffe. / Raúl Caro (Efe)

El exdirector llegó a reconocer los pagos, aunque de menor cuantía, por un error al pagar con la tarjeta

CECILIA CUERDOSevilla

La Fundación andaluza para la formación y el empleo (Faffe), entidad creada por la Junta de Andalucía para formar a los parados, continúa sumando escándalos que confirman el despilfarro de dinero público por parte de sus gestores. Los extractos de una de las tarjetas bancarias de la entidad revelan hasta 15 cargos en un prostíbulo de Sevilla por valor de casi 15.000 euros. Todos producidos en una misma noche, el 22 de marzo de 2010, y que tres días más tarde fueron anulados uno por uno en apenas unos minutos. «La Faffe acabó siendo una agencia para el enchufismo, que gastó el dinero de todos los andaluces en juergas, hoteles y restaurantes», reprochó la secretaria general del PP andaluz, Dolores López.

La documentación, desvelada este lunes por el PP, ya obra en poder del juzgado de instrucción 6 de Sevilla, el mismo del 'caso ERE' y que investiga también las irregularidades en subvenciones para cursos de formación gestionados por esta fundación, que la UCO definió en un atestado como una «agencia de colocación» del PSOE andaluz. Casualmente, los gastos corresponden al mismo día en que el entonces presidente andaluz, José Antonio Griñán, remodeló su ejecutivo y apartó de Empleo a Antonio Fernández, investigado en los ERE y responsable en última instancia de la Faffe.

Los distintos cargos, de entre 310 y 1.490 euros y que evidencian que la fiesta fue in crescendo, constan en el extracto de la cuenta asociada a una tarjeta bancaria en manos de los dirigentes de la extinta fundación, creada en 2003 y que gestionó un presupuesto de 300 millones de euros. El exdirector de la entidad, Fernando Villén, llegó a reconocer en una entrevista en el diario ABC que confundió la tarjeta de la Faffe con la suya particular en una despedida de soltero, y que devolvió posteriormente el importe.

 Sin embargo, los datos del juzgado demuestran más usos irregulares de los fondos públicos, y la existencia de una nueva tarjeta de crédito a nombre de la Faffe, tal y como declaró una testigo pero se negó desde el gobierno andaluz. En este sentido, la responsable del PP reclamó al Ejecutivo regional «toda la verdad» sobre el uso de las tarjetas opacas en la administración andaluza, denunciando «una sucesión de falsedades» desde que surgió el uso irregular de los fondos de la Faffe, ya que la Consejería de Empleo llegó a asegurar que las tarjetas se habían usado «en escasas ocasiones y siempre con el uso debido».

 

Fotos

Vídeos