Los equipos de rescate esperan llegar hasta Julen en 24 o 48 horas

Gómez de Celis observa las imágenes que se captan dentro del pozo. / Efe

El delegado del Gobierno en Andalucía ha explicado que se están acometiendo dos túneles para alcanzar el pozo en el que se presume que se encuentra el menor

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Entre 24 y 48 horas. Si no hay ningún contratiempo, ese es el tiempo que estiman los expertos que tardarán en acometerse dos túneles mediante los que los equipos de rescate esperan acceder hasta el punto en el que consideran que podría encontrarse el pequeño Julen, un niño de dos años y medio que, según su familia, se precipitó el pasado domingo por un pozo de 107 metros de profundidad y tan solo 25 centímetros de diámetro en la Sierra de Totalán.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha informado de que ya se ha empezado a trabajar en estos dos túneles realizando los movimientos de tierra para que la maquinaria necesaria pueda actuar en las zonas.

Uno de estos túneles consiste en realizar una excavación en horizontal hasta el pozo, mientras que la otra sería de forma vertical en paralelo. «Trabajamos en las dos opciones por si una de ellas falla», ha apuntado.

Al respecto, ha explicado que los túneles se realizan con maquinaria que se está desplazando hasta la zona. La fase final, es decir la de conexión de los túneles con el pozo, será una labor que recaerá en la Brigada de Salvamento Minero, que ha desplazado desde Asturias a ocho de sus efectivos hasta Málaga para ello.

Por el momento, según ha podido saber este periódico, solo les ha dado tiempo a reconocer el terreno. La conclusión entre ellos ha sido la misma: Es una de las operaciones más complejas con las que se han encontrado, según han indicado fuentes cercanas a la brigada minera.

Por otro lado, en la operación también participan dos trabajadores de la empresa sueca de geolocalización que en agosto de 2010 situó el punto exacto en el que se encontraban los 33 mineros chilenos que se encontraban atrapados a más de 700 metros bajo tierra. En el caso de Julen, según ha expuesto, se encargarán de indicar la zona bajo tierra por la que discurre el pozo, ya que no es regular y tiene alguna curvatura.

Mientras tanto, siguen los trabajos de succión de material por la boca del pozo. Esta medida se lleva desarrollando desde hace horas, sin que haya arrojado muchos resultados, ya que avanza muy lentamente.

Gómez de Celis ha lamentado que, por el momento, no se ha obtenido ningún contacto con el niño. Ha insistido en que mantiene la esperanza de que sea hallado con vida en el interior del pozo, pese a que es consciente de que el tiempo juega en su contra.

El representante del Gobierno ha animado a los profesionales que trabajan en el rescate y ha aseverado que se trata de una operación sin ningún precedente en el mundo: «Es una situación inédita, no conocemos una emergencia o accidente parecido».

Se ha referido a las dificultades que presenta el terreno, pero sobre todo a la estrechez del pozo, así como a su longitud, lo que supone un verdadero reto para los especialistas que trabajan en el rescate del pequeño Julen.

Ha insistido en que todos los esfuerzos de los efectivos se están centrando en el rescate del pequeño y que la Guardia Civil coordina todos los trabajos en función de la única hipótesis que se baraja hasta el momento que es que el menor se encuentra en el pozo.

Más información

 

Fotos

Vídeos