La Policía interviene en la sede de Vox en León para calmar ánimos entre dirección y militantes por las listas electorales

Un coche de la Policía Local de León ante la sede de Vox León. / Sandra Santos

Un grupo de militantes de San Andrés acudió para presentar un escrito a cuenta de la no inclusión de una candidata en listas, cuestión que desató la controversia

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

La sede de Vox León ha sido escenario de una nueva polémica en el mediodía de este jueves.

Un grupo de militantes ha acudido a la central del partido en la capital para presentar un escrito y pedir explicaciones a cuenta de la no inclusión en listas electorales de una candidata de San Andrés del Rabanedo.

La tensión ha sido palpable en las oficinas del partido liderado a nivel nacional por Santiago Abascal, por lo que la Policía Local de León se ha personado en la sede con el fin de apaciguar los ánimos caldeados.

Las versiones de los hechos

«Me han metido en el despacho, me han dicho que no van a recoger nada del escrito, me han arrancado el móvil de las manos y me han amenazado con penales», señala Jorge Sandoval, afiliado de Vox.

En el escrito se reclamaban explicaciones y el acta que acredite la potestad de la secretaria provincial y del resto de componententes de la dirección, «que están haciendo y deshaciendo a su antojo».

Tando Jorge Sandoval como Camino, secretaria de Vox San Andrés, entendieron que «aquí se están haciendo las cosas a dedo, hemos pedido explicaciones a Elena Merino y no nos las ha dado».

Fuentes de la dirección apuntan a que el grupo «llegó con aire amenazante y reclamando algo que en Madrid les han negado». El grupo señala que tenían potestad de la organización a nivel nacional para presentar el escrito.

El grupo crítico ha presentado denuncia en la comisaría de Policía Nacional de León por lo que consideran un atropello, aunque descartan hasta el momento darse de baja del partido «que sigue siendo honrado».