Un fallo en Feve obliga a los interventores a llevar el dinero de la recaudación a sus casas

Imagen de un tren de Feve en la estación de La Palomera./
Imagen de un tren de Feve en la estación de La Palomera.

La compañía pierder el control de sus ingresos tras un fallo en el sistema informático que obliga a los interventores a llevar desde el pasado 12 de septiembre el dinero de la caja a sus casas | «Es una prueba más de la lenta agonía de la compañía», aseguran los trabajadores

J.C.
J.C.

«Es otro ejemplo del estado de descomposición y el olvido en el que se encuentra Feve». El personal de la compañía de vía estrecha no entiende cómo no hay inversiones en la misma, cómo no se moderniza y el motivo por el que «Feve está sometida a una lenta agonía».

El último ejemplo de ese estado de abandono, según denuncian los propios trabajadores, es la situación en la que se encuentran los interventores de la línea desde el pasado día 12 de septiembre.

Ese día el sistema informático que soporta el control y venta de billetes dejó de funcionar. «No hay control efectivo de venta de billetes ni de recaudación», aseguran. Pero, más lejos de esa circunstancia, sorprende la 'derivada material' del fallo: los revisores tienen que llevarse el dinero a sus casas.

Fallo informático

El fallo informático impide la entrega del efectivo y, por extensión, nadie puede gestionar recaudaciones. Ante esta situación los interventores recaudan, recogen el dinero y lo custodian en sus viviendas a la espera de que efectivamente el sistema sea reestablecido y se puedan realizar los correspondientes ingresos.

Desde la plantilla de Feve se insiste en que hace «mucho tiempo» que la compañía no tiene un control riguroso de viajeros, en primer término porque el número de revisores no permite completar todos los turnos y «viajar sin billete resulta de los más sencillo».

Otra consecuencia de este descontrol se encuentra en la caída en picado en el número de usuarios. Una pérdida «ficticia» ya que, efectivamente, hay viajeros pero éstos se desplazan sin pasar por taquilla (máquinas expendedoras de billetes).

250.000 viajeros menos

Desde que se iniciaron las obras de integración Feve ha perdido 250.000 pasajeros dada la complejidad de uso de este transporte y la ausencia de revisores en las unidades en tránsito, lo que facilita su uso gratuito y sin control.

En 2011 Feve movilizó a un total de 329.000 pasajeros, según los datos que constan en el registro de la compañía, mientras que en 2016 la cifra descendió hasta los 131.600 viajeros. En la actualidad esa cifra podría estar por debajo de los 70.000 viajeros.

Temas

Feve