Dimite la alcaldesa de San Andrés, María Eugenia Gancedo, y cuatro concejales del equipo de gobierno para «volver a la normalidad»

María Eugenia Gancedo junto a su letrado, el día de su detención. / leonoticias

El PSOE acepta la dimisión de María Eugenia Gancedo así como de los concejales Miguel Flórez y Santiago Blanco, según adelanta leonoticias | A esas dimisiones se suman las del socialista Abel Iglesias y el concejal del Pal-Ul, Francisco Gómez | El PP asegura que la decisión ya es conocida dentro del Consistorio y aplaude la «responsabilidad» de la edil | IU paralizará la moción de censura tras la decisión de los tres ediles

J. CALVO | A. CUBILLAS | J.L. BARRIO

«Lo hemos hecho para poder devoler la normalidad al municipio». La alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo, y cuatro concejales del equipo de gobierno (tres del PSOE además del único concejal del PAL-Ul) han presentado este martes su dimisión irrevocable.

La alcaldesa socialista de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo, y los concejales de este este mismo Ayuntamiento, Miguel Flórez y Santiago Blanco, formalizaron inicialmente su dimisión. Lo hicieron tras las reuniones previas mantenidas este lunes en las que la alcaldesa «tomó conciencia de la situación y reconoció la necesidad de abandonar el cargo. Lo hizo por voluntad propia y en ningún caso se sintió presionada», han remarcado este lunes fuentes socialistas a leonoticias, que adelantó la noticia.

A esas dimisiones se unieron con posterioridad las del socialista Abel Iglesias -no implicado en la trama Enredadera- así como las del edil del Pal-Ul Francisco Gómez, también perteneciente al equipo de Gobierno.

Camino Cabañas, alcaldesa en funciones

En el municipio asume las funciones de alcaldesa en funciones Camino Cabañas Rodríguez, concejala de Personal hasta la fecha y uno de los dos ediles socialistas que no ha presentado su dimisión junto a Santiago Blanco Sacristán.

Las dimisiones llegan tras salpicar el municipio la 'trama Enredadera' y con el fin de evitar las consecuencias políticas de la misma: una moción de censura fraguada en las últimas horas desde IU y que estaba muy próxima a contar con el apoyo de PP y UPL.

La dimisión de Gancedo paraliza por completo la citada moción y abre la puerta al PSOE para mantener la Alcaldía en el tercer municipio más importante en la provincia de León.

El PP ha asegurado este martes que la salida de Gancedo se ha conocido a primera hora de la mañana y ha aplaudido la determinación de la alcaldesa ante la situación creada en las últimas horas.

La alcaldesa de San Andrés fue detenida el pasado 3 de julio en el marco de la operación Enredadera y su dimisión llega tras la insistente presión desde las filas socialistas para la toma de una «decisión ejemplar» que permitiera alejar al partido de cualquier tipo de sospecha.

Comunicado oficial del PSOE

El PSOE de León comunica que, ante los acontecimientos que se han sucedido en torno a supuesta trama destapada en la provincia de León a raíz de la operación Enredadera, la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo, y los concejales de este Ayuntamiento, Miguel Flórez y Santiago Blanco han decidido renunciar a todos sus cargos municipales y orgánicos.

El objetivo de esta decisión, surgida a petición de la dirección del PSOE de León, es que los tres ediles citados puedan centrar sus esfuerzos en la defensa de su inocencia y evitar cualquier derivación que, aunque ajena al propio proceso judicial, pueda ser utilizada en perjuicio del municipio de San Andrés del Rabanedo y del PSOE.

El PSOE de León quiere destacar la altura ética de la decisión de los tres ediles y la coherencia de las determinaciones que se han ha ido tomando respecto a este caso, a medida que los acontecimientos se han ido sucediendo.

Asimismo, el partido agradece todos los años de trabajo y dedicación de María Eugenia Gancedo, Miguel Flórez y Santiago Blanco tanto al PSOE de León como al Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, donde, en el último mandato, se ha revertido una situación económica sumamente crítica.

Tras un exhaustivo registro de las dependencias municipales, Gancedo era detenida y trasladada a las dependencias policiales por los miembros de la UDEF junto con los dos ediles, un técnico municipal y el concejal y portavoz del PAL, Francisco Gómez.

Horas después, abandonaban las Comisaría en calidad de investigados por unos hechos que podrían constituir delitos de prevaricación administrativa, fraude a la administración pública, revelación de información privilegiada, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, falsedad documental por funcionario público y por particular, alteración del precio de concurso público y pertenencia a organización criminal.

Investigación

La investigación de la UDEF se refiera a unos hechos que se remontan a los años 2012 y 2013, cuando se amañaron los pliegos de los contratos municipales adjudicados a la empresa Aplicaciones Gespol, perteneciente al Grupo Sacyr. La empresa, que pagaba supuestamente comisiones a los cargos públicos y también a los policías locales, comercializa productos para la regulación del tráfico que pueden detectar las infracciones de los vehículos en los semáforos.

Un entramado que arrancó en Cataluña pero que se ramificó en León de la mano del empresario leonés José Luis Ulibarri. Precisamente, el sumario de la trama Enredadera desvelaba los contactos de Gancedo con la trama a través de Ulibarri. Contactos que, según la UDEF, no siempre fueron sencillos.

Ángel Luis García y Roberto Legazpi urdían, según la investigación, urdían cómo realizar y gestionar a través de una UTE los contratos con San Andrés. «En las diferentes conversaciones transcritas y adjuntas al oficio policial se observan las dificultades para la firma del contrato, teniendo que influir Ángel Luis, y el propio José Luis Ulibarri, sobre la alcaldesa, quien les ha asegurado que el contrato tirará adelante, y que se firmará», aseguran los investigadores en el sumario.

Para la UDEF, la edil de San Andrés era cooperadora necesaria en la trama que habría logrado de este modo información privilegiada en el municipio. De ahí que sobre la ya exalcaldesa pesen acusaciones de «prevaricación, fraude, revelación de información, malversación, tráfico de influencias, cohecho, falsedad de documental, alteración del precio de concurso público y organización criminal».

Inocencia

Pese a todo, María Eugenia Gancedo se ha desmarcado, por activa y por pasivo, de la Enredadera, incidiendo en la legalidad de su gestión. La última vez, en el pleno monográfico en el que la alcaldesa advirtió que el Ayuntamiento ni ha contratado ni ha efectuado pago ni mantiene obligaciones pendientes con empresas objeto de la investigación.

Es más, advertía que habían sido objetivo de una investigación a raíz de las conversaciones y conclusiones «dirigidas e interesadas» por terceras personas que «no se ajustan a la realidad». De ahí que rechazase la dimisión al asegurar que tenía la conciencia «más que tranquila».

En cualquier caso, la alcaldesa sí reconoció haber mantenido encuentros con José Luis Ulibarri y sus compañeros de equipo de gobierno contactos con responsables con Gespol.

Sus explicaciones no convencieron a la oposición y durante la celebración del pleno, Laura Fernández, portavoz de IU, ya anunció que se reservaban cualquier acción y anunciaba la presentación de una moción de censura si los tres implicados no presentaban su inmediata dimisión.

Dos días después, el PSOE arrebataba la Alcaldía de Villaquilambre al popular Manuel García, por su implicación similar a la de Gancedo en la Operación Enredadera. Un movimiento que reactivó la maquinaría del PP que anunció iniciar conversaciones en San Andrés del Rabanedo.

A la espera del sí, tanto UPL como PP se mostraban favorables de apoyar la candidatura de IU para presentar la moción de censura que, ahora, con la dimisión de los tres socialistas se quedaría en punto muerto.

 

Fotos

Vídeos