Le Pen critica el «viejo frente republicano» que llama a votar contra ella

La candidata ultraderechista a la Presidencia francesa, Marine Le Pen./
La candidata ultraderechista a la Presidencia francesa, Marine Le Pen.

La candidata ultraderechista carga contra un "viejo frente podrido" que intenta aliarse en torno a Macron

AGENCIASparís

La candidata ultraderechista a la Presidencia francesa, Marine Le Pen, ha criticado hoy los llamamientos del resto de partidos a frenar su avance en la segunda vuelta de las presidenciales, el próximo 7 de mayo, frente al socioliberal Emmanuel Macron.

más información

En un viaje de campaña en Rouvroy, en el norte del país, Le Pen, líder del Frente Nacional (FN), cargó contra ese "viejo frente republicano podrido, que ya nadie quiere" y que "intenta aliarse" en torno a Macron, exministro de Economía con el actual presidente.

Entre los que han solicitado ya el voto para Macron están la formación conservadora Los Republicanos y el Partido Socialista, cuyos candidatos, François Fillon y Benoît Hamon, respectivamente quedaron ayer en tercer y quinto lugar.

El izquierdista Jean-Luc Mélenchon no ha lanzado una consigna de voto, pero su director de campaña, Manuel Bompard, avanzó anoche que era "obvio" que no lo iban a solicitar para Le Pen.

Con el 97% de los votos escrutados, la ultraderechista logró en la primera vuelta el apoyo del 21,43% de los electores, por detrás de Macron, que encabezó el escrutinio con el 23,86%. "No hay decepción, creedme", añadió hoy Le Pen, que dijo que su agrupación está "llena de esperanza y dinamismo".

Afines a Le Pen ven a Macron como Hollande

Los lugartenientes de Marine Le Pen, candidata ultraderechista a las presidenciales francesas, trazaron hoy con claridad su estrategia para la segunda vuelta, presentar a su rival Emmanuel Macron como el heredero y el continuador de la política del actual presidente, François Hollande.

"Hay una mayoría de franceses que por nada del mundo quiere revivir este quinquenio de pesadilla en el que Emmanuel Macron ha estado en los primeros puestos", declaró Nicolas Bay, secretario general del Frente Nacional (FN), el partido de Le Pen.

El vicepresidente del FN, Florian Philippot, repitió en el canal 'BFMTV' el argumento de que Macron tuvo durante la campaña para la primera vuelta "el apoyo del Estado. Es la continuidad de los gobiernos que se han sucedido, del Gobierno de Hollande".

"Su programa es la desregulación total de la economía, la globalización salvaje", señaló Philippot, que reprochó al pretendiente socioliberal haber felicitado a la canciller alemana, Angela Merkel, por "haber acogido 1,5 millones de inmigrantes".

También le criticó su postura europeísta -lo definió como "franco-escéptico"- y avanzó que en la nueva fase de la campaña pondrá en evidencia que "tenemos visiones completamente diferentes de Francia", y en particular de su inserción en la Unión Europea (UE). "Uno de los grandes retos -indicó- es si Francia debe ser un país soberano o bajo tutela".