Gerard Piqué manda callar a los aficionados del Espanyol

Gerard Piqué. /AFP
Gerard Piqué. / AFP

El futbolista del FC Barcelona estaba harto de los insultos hacia Shakira y sus hijos

EL NORTE

Los insultos hacia Shakira, Gerard Piqué y a sus hijos, Milán y Shasha, se han convertido en algo habitual en el campo de fútbol del Espanyol, en Cornellá. Muchos han sido los comentarios despectivos que ha tenido que soportar el deportista hacia su familia, incluidas pancartas con el lema 'Shakira es de todos' o 'Antonio de la Rúa (primer marido de la cantante colombiana), contigo empezó todo', dando a entender que Milan no es el hijo de Gerard.

Harto de tantos insultos, el futbolista blaugrana ha estallado. Cuando faltaban pocos minutos para que finalizar el partido, Piqué logró marcar el gol del empate para su equipo y, a continuación, hizo un gesto con el que mandaba callar a la afición periquita con cuernos incluidos.

Al finalizar el encuentro explicó lo sucedido sobre el terreno de juego: «Cuando una parte de la afición se pronuncia hacia mi familia o hacia mis hijos, pues somos personas y actuamos como tal. Mandarles callar era lo mínimo que podía hacer».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos