Albert Rivera: «No hay ningún motivo para no enamorarse de Ávila»

Albert Rivera, en su visita a la capital abulense. /P. V.
Albert Rivera, en su visita a la capital abulense. / P. V.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha visitado la capital abulense esta mañana para apoyar a los candidatos a la presidencia de la Junta de Castilla y León y a la alcaldía de la ciudad

PAULA VELASCOÁvila

Sobre las doce y media de la mañana, y con más de 23 grados de temperatura, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, comenzaba su paseo por las calles del casco histórico de Ávila, acompañado por los candidatos de la formación naranja a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y a la alcaldía de Ávila, Carlos López. Durante el recorrido también lo han acompañado algunos compañeros de partido, entre los que se encontraba el diputado por Ávila, Manuel Hernández Muñoz, la concejal Julia Martín, o Gema Gómez, secretaria de organización de Ciudadanos en Valladolid.

Albert Rivera ha estado esta mañana en la ciudad amurallada para apoyar la candidatura de Igea y López a las Elecciones Autonómicas y Municipales, respectivamente. En su paseo por la ciudad ha estado acompañado en todo momento por sus compañeros, numerosos medios de comunicación, tanto locales como nacionales, y por curiosos que a su paso se acercaban para fotografiarlo o a hacerse una instantánea con él.

En el recorrido ha hecho un alto para comprar las típicas Yemas de Santa Teresa en una conocida tienda de la ciudad, y después ha continuado su paseo por el centro peatonal donde, como curiosidad, le ha pedido unas monedas una mujer que suele estar pidiendo limosna de manera habitual en la calle Reyes Católicos, a lo que Rivera ha respondido «lo siento, no llevo dinero encima», mientras se paraba unos instantes frente a ella y le daba la mano, gesto correspondido por ella con una sonrisa.

Unos metros después, ya en la plaza del Mercado Chico, Rivera se ha sentado en la terraza de uno de los locales que allí se encuentran, donde, bajo las sombrillas, ha disfrutado junto con sus compañeros de unas bebidas y de una caja de yemas, que ha abierto allí mismo y ofrecido a los presentes, tras comerse una y chuparse, literalmente, los dedos diciendo «mm, qué buena».

Luego ha continuado su paseo por las calles hacia el Parador para, posteriormente, llegar a la explanada del Palacio de Congresos y Exposiciones «Lienzo Norte», bajando las escaleras que atraviesan los campos aledaños a la muralla.

Allí, tras hacerse unas fotografías «de familia», ha apoyado la candidatura de Igea y López en un discurso en el que ha asegurado que «no hay motivo para no enamorarse de Ávila» o no querer vivir en Castilla y León.