El 'ladrillo', inmerso en multitud de concursos, copa el 'top' de los morosos con 875 millones

Uno de los solares que era propiedad de la inmobiliaria Reyal Urbis. /L. Calleja
Uno de los solares que era propiedad de la inmobiliaria Reyal Urbis. / L. Calleja

Reyal Urbis, en fase de liquidación, sigue al frente con 353 millones, seguida del grupo de empresas Arenal del empresario «Sandokán» que suma 241,6 millones

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El pinchazo de la burbuja del 'ladrillo' dejó muchos paganos y uno de ellos es Hacienda. La sucesión de quiebras y concursos de acreedores que el sector inmobiliario viene sufriendo desde 2008 –Martinsa Fadesa, con 7.000 millones, protagonizó el mayor procedimiento– hace que buena parte de los cerca de 875 millones de euros que aún adeudan estas compañías al fisco –el 6% de todo lo que aún tiene pendiente de cobro la Administración fiscal– pueda terminar resultando impagable.

Entre las 50 empresas que más dinero tienen pendiente de pago a la Agencia Tributaria, casi cuatro de cada cinco están ligados a la construcción en general o al negocio de la vivienda en particular. Y la primera sigue siendo, con mucho, el grupo Reyal Urbis –que lleva más de dos años en proceso de liquidación–, con 353,2 millones. Apenas ha rebajado su montante en ocho millones en un año.

En la lista anterior (con datos de finales de 2017) la promotora de viviendas Nozar era el tercer grupo empresarial que más dinero debía a Hacienda, con prácticamente 198 millones. Sin embargo, la ayuda de la banca acreedora (incluida la Sareb) para reflotar a esta histórica firma de la familia Nozaleda tras entrar en concurso hace diez años –con créditos por 582 millones– le ha permitido reducir ese pasivo a 56,88 millones, esto es, 3,4 veces menos.

Ahora el otro puesto destacado, en términos negativos, dentro del sector inmobiliario lo ocupa el grupo Arenal, que sumadas las deudas de sus sociedades roza los 241,6 millones de euros. Son propiedad del empresario andaluz Rafael Gómez, conocido popularmente como «Sandokán» y que llegó a ser concejal en Córdoba. Además de implicado en varios presuntos casos de corrupción urbanística en la Costa del Sol -fue sentenciado en la 'operación Malaya-, fue condenado en 2017 a cinco años de cárcel por delito fiscal (él aún adeuda 2,7 millones).

«El Pocero» y Antonio Catalán

El resto de constructoras e inmobiliarias morosas se sitúan por debajo de los 100 millones. A la cabeza de ellas la promotora Aifos, con 98,64 millones y ya en fase de liquidación de sus activos. Le sigue Prasa (97,95 millones), otro grupo inmobiliario radicado en Andalucía, uno de los territorios donde se vivió de forma especial el 'boom' de la construcción entre 2002 y 2007 junto a la Comunidad Valenciana.

A continuación (conforme al montante de lo adeudado a la Agencia Tributaria) figura Obras Nuevas de Edificación 2000, participada por el grupo de empresas propiedad de Francisco Hernando (conocido como «el Pocero de Seseña») con 86,22 millones. Y tras ella aparece Anca Corporate (82 millones), sociedad ligada al negocio patrimonialista inmobiliario y el segmento hotelero cuya cabeza visible es Antonio Catalán, fundador y presidente de AC Hotels by Marriott.

Más información