«La prestación por cese de actividad de los autónomos es un fraude de ley»

El presidente de ATA, Lorenzo Amor./Efe
El presidente de ATA, Lorenzo Amor. / Efe

El presidente de ATA denuncia que se está permitiendo a este colectivo cotizar por ello a «sabiendas de que nunca van a poder cobrarla» y es que más de la mitad de estas ayudas se deniega

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

«La prestación por cese de actividad es un fraude de ley». Así de contundente se mostró este lunes durante el acto de entrega de la XVII edición de los Premios Autónomo del Año el presidente de ATA, Lorenzo Amor, quien denunció que se quiere obligar a este colectivo a cotizar por esta prestación -es una de las medidas que contempla el Gobierno para la reforma del RETA- cuando en realidad «no funciona».

Y es que más de la mitad de las solicitudes de cese de actividad de los autónomos se deniegan, según se refleja en los datos del primer semestre de 2018. De las 1.906 peticiones realizadas para poder cobrar esta ayuda, sólo se concedieron 843 en primera instancia, es decir, el 44,2%. Del

resto, 815 fueron denegadas en primera instancia y otras 198 están aún pendientes de resolver, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

«Se está permitiendo cotizar a los autónomos por esta prestación a sabiendas de que nunca van a poder cobrarla», acusó Amor, que pidió que «se flexibilicen las condiciones de acceso a esta ayuda y que cambien sus criterios para tener de una vez por todas una verdadera prestación de cese de actividad a la que tenemos derecho». Para ello, desde ATA reivindican que se equipare a la prestación por paro de los asalariados, tanto en duración como en cuantía.

A su vez, los autónomos reiteraron su rechazo a cualquier subida de la base mínima de cotización que sea superior al 1,5%, que es la media que ha habido en los últimos 25 años y que supondría que este colectivo pagaría 40 euros más al año. «Para 2019 se nos ha planteado una subida muy por encima de lo que ha habido en los últimos 25 años», denunció Amor, quien avisó de que «no están los autónomos en estos momentos para poder pagar más cotizaciones».

Cabe recordar que el Gobierno les propuso la semana pasada tres opciones de incremento: del 1,25%, del 6,25% o del 12,25%, y en cualquiera de los tres escenarios contemplados la prestación por contingencias profesionales y cese de actividad pasaban a ser obligatorias.

Por una cotización reducida

El presidente de ATA advirtió que de llevarse a cabo una subida mayor del 1,5%, muchos autónomos se verían obligados a «salirse del sistema», ya que puntualizó que hay muchos de ellos que apenas facturan 800 euros al mes y tienen que pagar 278 euros de cotización y 120 euros en concepto de retención fiscal, con lo que les quedan otros 400 euros al mes para vivir. «Tenemos que buscar mecanismos y solucionar este asunto para no asfixiar al colectivo», defendió, al tiempo que mostró su disposición del Gobierno para poner en marcha desde el próximo 1 de enero una tarifa de cotización reducida para esos emprendedores que no llegan al Salario Mínimo, una tarifa de 50 euros al mes al estilo de la tarifa plana, tal y como abogan ATA y UPTA en su propuesta de reforma del RETA.

En este sentido, desde ATA apostaron también por «trabajar por un entorno fiscal adecuado» y consideraron una «equivocación» suprimir el sistema de módulos y hacerlo cada vez más difícil, ya que en la actualidad quedan 350.000 trabajadores por cuenta propia que tributan por este modelo. «Hay que seguir avanzando, pero de una forma gradual, para que no sea una transición traumática para muchos autónomos», defendió Amor.

Temas

Reta
 

Fotos

Vídeos