Abierto de EE UU

Ferrer se despide lesionado de los Grand Slams

Ferrer se despide lesionado de los Grand Slams

El alicantino debió retirarse del US Open durante el segundo set de su partido contra Nadal

PEDRO REPARAZ (COLPISA/AFP)Nueva York

David Ferrer jugó la madrugada del martes su último partido en un torneo de Grand Slam, con una dolorosa retirada por lesión en la primera ronda del Abierto de Estados Unidos ante Rafa Nadal. A pesar de haber tenido que abandonar, el tenista alicantino dijo adiós sin resentimiento y dando las gracias. «Mi carrera fue muy intensa y para mí esto es normal. Tengo 36 años, es hora de volver a casa, de descansar tres o cuatro meses y jugar el año que viene los torneos que quiero jugar. Soy un hombre con suerte», comentó Ferrer después de perder 3-6 el primer set y de ir ganando 4-3 en el segundo.

«Me siento bien, estoy contento. No me voy con odio al tenis, ni con ganas de no tocar una raqueta, sino al contrario. Veo que no puedo mantener la regularidad, que no puedo jugar más de uno o dos partidos bien, no puedo mantener mi ranking. Ya no tengo esa fuerza física para hacerlo. Por eso quiero seleccionar los torneos que quiero jugar», comentó dolorido por una lesión en el sóleo de la pierna izquierda.

Ferrer disputaba su partido 208 en un torneo de Grand Slam y el de la madrugada del lunes al martes contra Nadal fue el primero en el que tuvo que retirarse. «Es mala leche, pero no vamos a dramatizar. Esto no va a empañar mi carrera. Me quedo con lo bueno, sinceramente», sentenció.

Nadal reconoció estar triste por el abandono de Ferrer, a quien calificó como «una buena persona, un gran profesional y un buen amigo». «Para mí él tiene mucho más mérito en su carrera, por su regularidad y capacidad de mejorar cada año a un alto nivel, que algunos jugadores que sí tienen un Grand Slam pero que son peores jugadores que Ferrer», destacó Nadal.

El argentino Juan Martín del Potro también le dedicó palabras de cariño. «Es un ejemplo de carrera. Creo que no ha ganado Roland Garros porque está Rafa, pero durante mucho tiempo fue un jugador al que nadie se quería enfrentar», apuntó el argentino.

Ferrer descansará ahora en los próximos meses antes de encarar los últimos campeonatos de su carrera, entre los que se encuentran Buenos Aires, Acapulco y Barcelona, donde dirá adiós definitivamente.

En un encuentro entre dos compañeros y amigos, Nadal y Ferrer revivieron una rivalidad que los ha llevado a enfrentarse en 31 ocasiones, con 25 triunfos ahora para el primero, y seis para el segundo. Pero, la única vez que se habían visto las caras en Flushing Meadows, Ferrer se había llevado la victoria. Sin embargo, en un duelo en el que predominó la igualdad, Nadal se hizo con la victoria por 6-3, 3-4 y abandono tras hacerse daño Ferrer al comienzo de la segunda manga.

«Me siento mal. Sentí mucho dolor en mi sóleo, lo intenté pero creo que está roto. Tengo muy buenos recuerdos aquí. Este es el último (torneo) de Grand Slam de mi carrera y pido perdón, pero no puedo terminar el partido. Gracias. Os echaré de menos», dijo Ferrer visiblemente emocionado tras el choque.

«Creo que he jugado un primer set correcto, bien, agresivo, como tenía que jugar en un día como hoy. Luego he jugado un muy mal primer juego en el segundo set, pero después he jugado dos juegos muy, muy buenos. Más tarde me he despistado con todo lo que le sucedía a David y he perdido la concentración», comentó por su parte Nadal, que espera en segunda ronda al canadiense Vasek Pospisil, que derrotó al eslovaco Lukas Lacko.

 

Fotos

Vídeos