GP Catar

Baldassarri mantiene el idilio italiano con Catar

Lorenzo Baldasarri ganó a Thomas Lüthi. /Reuters
Lorenzo Baldasarri ganó a Thomas Lüthi. / Reuters

El piloto de Sito Pons se impone por solo 0.023 milésimas a Luthi, con Schrotter tercero

BORJA GONZÁLEZCircuito de Losail (Catar)

Ciertas estadísticas no siempre se cumplen, aunque el dato hará sonreír a Lorenzo Baldassarri: en 2017 Franco Morbidelli ganó en la prueba inaugural de Losail, y después se proclamó campeón del mundo; en 2018 la victoria fue para Pecco Bagnaia, campeón de Moto2 el año pasado. Los dos italianos, los dos compañeros del piloto de Sito Pons en la academia de Valentino Rossi, la VR46.

Baldassarri dominó la carrera casi desde el principio hasta el final. En los primeros lances vio por delante a Xavi Vierge, que después se hundiría hasta el décimo puesto; en los últimos tuvo que defender su liderato del ataque de Thomas Luthi, recién regresado de una frustrante aventura en MotoGP, y que suele rendir a un nivel muy alto en el circuito del desierto. El suizo, décimo en los primeros compases, fue remontando puesto a puesto para terminar a rueda del ganador, aunque no fue capaz con sus tímidos ataques de rebasar el estilo más agresivo en la defensa de Baldassarri, que se desquitó también de su derrota a manos de Bagnaia (por 112 milésimas de segundo) en 2018.

Más información

El podio lo completó el alemán Schrotter, que salvó la posición por 2 milésimas de segundo frente a Remy Gardner, el hijo del mítico Wayne 'el cocodrilo' Gardner. Tras ellos cruzó la meta Augusto Fernández, en un gris arranque de los españoles, poco prometedor tras terminar sin victorias el pasado curso. Esto en un día en el que teóricos favoritos como Lowes (sexto), Alex Márquez (séptimo), Marini (octavo) o Binder (duodécimo) no estuvieron al nivel esperado.

Temas

Moto2