GP de Singapur

Hamilton empieza a poner orden

El Mercedes de Lewis Hamilton, durante los libres en Singapur. /Roslan Rahman (Afp)
El Mercedes de Lewis Hamilton, durante los libres en Singapur. / Roslan Rahman (Afp)

El pentacampeón y líder del Mundial manda sobre Red Bull y Ferrari, que parten un punto por detrás

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Después de dos fines de semana dominados con autoridad letal por los Ferrari, hay muchas dudas de hasta qué punto se puede mantener ese dominio rojo en la Fórmula 1. Por lo visto el viernes en Singapur, efectivamente: se les ha acabado el 'mojo' y todo va a volver a tornarse de plateado. Lewis Hamilton mostró su fortaleza en un circuito en el que ya ha logrado cuatro 'poles' y otras tantas victorias.

Fue el más rápido de los segundos libres, los únicos que importan en este trazado dado que se disputan en el mismo horario que la carrera. No es una cuestión baladí: rodar bajo las luces, en condiciones de humedad y temperatura similares a las de la carrera la convierten a efectos prácticos en la sesión más útil del fin de semana.

Hamilton superó con solvencia a Max Verstappen, un piloto que aún no ha 'mojado' en este circuito y que tiene muy claro que aquí lo puede hacer. Las condiciones y características del Marina Bay, similares a las de Hungría, propician que los Red Bull puedan dar la campanada aquí. Tendrán que superar a los Mercedes, al menos a Lewis Hamilton, ya que a Valtteri Bottas le tienen ganada la partida.

Y es que el finlandés cerró el viernes de la peor manera posible: con un accidente. El compañero de Hamilton sumó sólo un punto menos que el líder del Mundial en las dos últimas carreras que ganó Charles Leclerc, pero tanto él como el propio monegasco de Ferrari tuvieron sendos problemas. El suyo fue mucho más grave, ya que acabó estrellando su coche contra las protecciones laterales del circuito de Marina Bay tras un sobreviraje inesperado al final de la primera sesión de libres. Para Leclerc, el problema vino en forma de fallo en la caja de cambios, que le dejaron su SF90 atascado en cuarta instantes antes del choque de Bottas.

Pequeños problemas, como el del recién renovado Romain Grosjean o el recién despedido (o huido, según se vea) Robert Kubica, que tuvieron sendas excursiones en una de las pocas escapatorias del circuito singapurense.

Sainz, séptimo

El que también probó una escapatoria fue un Carlos Sainz que está muy motivado para este fin de semana. Para el madrileño, el circuito de Singapur está marcado en rojo por ser el lugar donde logró un heroico cuarto puesto en 2017. Una carrera loca y un poco de suerte y podrá estar ahí, máxime cuando su rendimiento en tandas cortas y largas le han devuelto ahí donde la falta de potencia del motor Renault no alcanzó en Bélgica e Italia.

Sainz marcó dos buenos séptimos puestos en los libres, algo que le sirvió para ser el primero del resto de la parrilla. La mejor noticia, como él mismo dijo, es que las sensaciones al volante del MCL34 han mejorado notablemente con respecto a las últimas carreras, merced a una actualización de piezas (posiblemente, la más importante de aquí a final de temporada) que le han venido muy bien a su forma de pilotar.

«Ha sido un buen inicio de fin de semana aquí en Singapur, mejorando el 'feeling' con el coche paso a paso, tomando las decisiones correctas en el 'set-up' y acabando el día con dos 'top 10'», se congratulaba el madrileño. «Ahora tenemos que estar alerta, porque las condiciones cambian mucho del viernes al sábado. Podemos encontrar este sábado una pista diferente y unas circunstancias cambiadas. Trabajaremos para optimicar el coche y maximizar nuestras oportunidades en la clasificación», aseguraba Sainz.

«Ha sido un buen inicio de fin de semana aquí en Singapur, mejorando el 'feeling' con el coche paso a paso, tomando las decisiones correctas en el 'set-up' y acabando el día con dos 'top 10'»

«Ha sido un buen inicio de fin de semana aquí en Singapur, mejorando el 'feeling' con el coche paso a paso, tomando las decisiones correctas en el 'set-up' y acabando el día con dos 'top 10'» carlos sainz

No le falta razón en su pensamiento y, sobre todo, en poner el foco en la clasificación. Singapur, como todos los circuitos urbanos o semiurbanos, requiere poner tanta o más carne en el asador en la clasificación que en la carrera. Si Sainz consigue volver a la Q3 en Singapur, lograr los puntos estará al alcance de la mano salvo accidente o avería, algo que puede ocurrir a la mínima como ya quedó demostrado en los casos de Bottas y Leclerc. Y si el piloto español logró un cuarto puesto con un Toro Rosso que no estaba ni para ser noveno, ¿qué podrá lograr con una pizca de suerte si el McLaren se ha presentado como un coche superior a aquel?