Campeonato Europeo de Selecciones

Salto casi perfecto hacia la quinta plaza

El saltador valenciano Miguel Ángel Sancho./Reuters
El saltador valenciano Miguel Ángel Sancho. / Reuters

Un primer puesto de Sancho en altura y dos segundos de Cáceres y Peleteiro empujan a España en una jornada por encima de las expectativas

MIGUEL OLMEDA

El atletismo no es deporte de quinielas. También parece experta esta selección española en romperlas, porque el de Pepe Peiró es un combinado que se crece ante las medallas. El sector de la velocidad salvó con nota la jornada inicial del Europeo de selecciones y los saltos certificaron con sobresaliente un sábado ya metido de lleno en finales. Aunque la matrícula de honor se la llevó en la altura Miguel Ángel Sancho, ganador de su concurso con 2.26 metros.

La carrera del valenciano, de 29 años, está plagada de infortunios. Que si un tendón de Aquiles, que si un rotuliano, que si el otro Aquiles... Con esta historia clínica las tardes de gloria saben mejor. Igualando su marca personal sorprendió a unos rivales entre los que destacaba Przybylko, el actual campeón de Europa. Lástima que Sancho no llegase a la mínima para el Mundial (2.30) y que la repesca se le vaya a quedar también lejos.

Las voces del atletismo decían allá por otoño que Eusebio Cáceres estaba de vuelta, pero el invierno parecía empeñado en demostrar lo contrario. Las lesiones, otra vez. Se acerca el Mundial y, efectivamente, el pupilo de Juan Carlos Álvarez ha regresado. Llegó a Bydgoszcz con la mínima en un salto de 8.19 metros y otro intento, ventoso, por encima de 8.30. En Polonia salvó el fantasma de los nulos con un vuelo de 8.02 que solo sucumbió ante el favorito Tentoglou para sumar once puntos importantes para España.

Los mismos que se apuntó Ana Peleteiro en el triple. La saltadora, campeona de Europa de pista cubierta a principios de año, todavía no se ha acercado a ese nivel al aire libre, aunque un único brinco por encima de catorce metros (14.28) le bastó para finalizar segunda tras la griega Papahrístou.

También sumó once Irene Sánchez-Escribano, oro a la valentía en el 3.000 obstáculos. Marcó un ritmo exigente para descolgar a sus rivales y únicamente lo pagó cediendo ante la alemana Krause. Apretando los dientes con un último obstáculo impecable, así amarró la segunda plaza contra la británica Clarke.

Después de hacer historia en Birmingham 2018, Óscar Husillos ya sabía que se le mediría con la vara de los campeones. Llevaba una temporada gris, sin prisa pero sin pausa, mirando a Doha y a una mínima que no llegaba. En Bydgoszcz quedó claro que todavía le falta un punto de finura, pero en la vuelta a la pista no teme a favoritos. Defendió con garra los diez puntos del tercer puesto, seis más de los que contaba España en sus cábalas por la quinta posición. Tantos como la millera Solange Pereira, que 'subió' al 3.000 y sumó otra decena de puntos con la mejor actuación de su vida (9:09.76). Los mismos que habría conseguido Kevin López, que terminó fuerte el 1.500 solo por detrás de los favoritos Lewandowski y Grice Da'Vall, de no haber sido descalificado por pisar el interior del anillo.

Jaël Bestué lo tiene todo para convertirse en la mejor velocista española de la historia, aunque eso ya se sabía. Lo que no se esperaba es que este mismo verano, con 18 añitos, se codease con las mejores esprínters de Europa. Ya sorprendió con una actuación descarada en semifinales y en la final, donde llegaba con la séptima marca, remontó una mala salida para acabar cuarta. Idéntica posición a la que lograron Javier Cienfuegos en lanzamiento de martillo y Arantza Moreno en jabalina con un intento de 57.94 metros, su mejor del curso, y tres puestos por encima de lo estimado.

Peor les fue a los 'Sergios', Jiménez quinto en 5.000 y Fernández sexto en 400 vallas. Mientras, Esther Guerrero no pudo ser más que séptima en 800, como Ángel David Rodríguez en el 100 tras una salida abrupta. Carlos Tobalina finalizó noveno en un lanzamiento de peso de muchísimo nivel y Miren Bartolomé no tuvo su mejor tarde con la pértiga, acabando undécima.

En cuanto a los relevos cortos, las chicas fueron cuartas en su serie y quintas en el total, una plaza por encima de lo que proyectaban las marcas previas. El 4x100 masculino finalizó quinto de su serie y sexto en la general, mejorando en tres posiciones las predicciones.

España concluyó la segunda jornada en sexto lugar con 156 puntos, a 3,5 de la quinta plaza y a 13 de la cuarta, teniendo en cuenta el 0 de Kevin López en su polémica descalificación. En la tercera y última tarde de competición disputan las finales Orlando Ortega y Fernando Carro, las dos grandes bazas de victoria para España, así como Marta Pérez, Lois Maikel Martínez, Adel Mechaal y el 4x400 masculino, segundos en sus respectivos rankings previos.