Pyeongchang 2018

Lucas Eguibar: «La sorpresa sería una medalla»

Lucas Eguibar: «La sorpresa sería una medalla»

«Sin la gente que tengo alrededor no hubiese podido tener el regalo que me han hecho», destaca el snowboarder guipuzcoano, que este viernes, el día que cumple 24 años, fue el abanderado de España

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Campeón de la Copa del Mundo de boardercross en 2015 y subcampeón mundial en 2017 en Sierra Nevada, Lucas Eguibar fue este viernes, precisamente el día de su 24 cumpleaños, el abanderado de España en la ceremonia inaugural de los Juegos de Pyeongchang, donde disputará sus segunda cita olímpica tras haber sido séptimo en Sochi 2014. El snowboarder guipuzcoano, que competirá la madrugada del miércoles 14 al jueves 15, a partir de las 03:00 horas, aspira a medalla en Corea del Sur. Contará allí con el apoyo de su madre, sus amigos y sus hermanos Sara y Nico, que sufrió un accidente de moto hace más de cuatro años que le mantuvo en coma y le causó graves lesiones cerebrales. Su hermano mayor, que está bastante más nervioso que él ante estos Juegos, sirve de motivación al rider donostiarra.

-¿Qué se le pasa por la cabeza antes de afrontar estos Juegos?

-Estoy supertranquilo y feliz, porque es un sueño para mí. Estoy viviendo mi segundo sueño, porque son mis segundos Juegos, y además voy a ser abanderado. No sé... Es todo. Soy feliz por el momento que estoy viviendo. Estoy muy contento.

-Y casualmente abanderado el día de su cumpleaños.

-Siempre me pilla fuera mi cumpleaños, viajando por ahí o volviendo de alguna carrera, pero este año me pilla en los Juegos y va a ser superespecial para mí.

-¿Qué le dicen sus amigos y su familia?

-Están supercontentos. Para ellos esto también es una parte muy positiva. Yo siempre doy gracias a toda la gente que está alrededor mía, porque sin ellos no hubiese podido conseguir este regalo que me han hecho a mí. También les pertenece por haber estado al lado mío. El reconocimiento de ahora de ser abanderado es muy importante.

"Un podio, además de dar más dinero, igual ayudaría a que la gente se animase a meterse en el snow"

-Usted es una de las grandes bazas españolas, junto a Javier Fernández. ¿Siente mayor presión por ello?

-Por una parte sí que hay presión, pero estoy muy tranquilo y sólo quiero hacer mi carrera y disfrutar.

-¿Qué significaría a nivel personal y profesional ganar una medalla?

-Personalmente lo mejor que he podido tener, y profesional... pues también. Igual ayudaría a que la gente se animase a meterse en la nieve, en el snow. Personalmente es uno de mis sueños, ser campeón olímpico, y ojalá algún día lo pueda conseguir.

¿A quién se la dedicaría?

-A mi gente cercana, a quienes más quiero, siempre. Si hay una medalla por supuesto que va a ir para ellos. También para Israel Planas (su entrenador y amigo, que falleció en marzo de 2017 a causa de un infarto cerebral). La gente que tengo alrededor es la gente que me apoya cuando estoy triste y cuando estoy feliz, la gente que viene conmigo a todos los lados, y les doy las gracias por estar conmigo.

-¿Su hermano está más tranquilo que usted o más nervioso?

-Está más nervioso que yo. A mí también me pasa. Cuando yo estoy manejando un poco la situación es cuando estoy más tranquilo. Si lo manejan otros por mí estoy más nervioso, y mi hermano siempre se pone nervioso en las carreras. Se pone como un loco, y supongo que en los Juegos Olímpicos, que encima va a estar ahí viéndome, pues todavía más.

-¿Considera que el trabajo ya está hecho y sólo se necesita suerte para el día clave?

-Yo digo que los deberes están hechos, pero el trabajo hay que hacerlo ahí, porque eso va a estar bastante peleado, y habrá que lucharlo hasta el último segundo, hasta el último metro. Pero sí, la suerte tiene que estar de nuestro lado también, porque es una disciplina en la que hay muchas caídas y espero que no me toque a mí.

-¿La sorpresa qué sería? ¿Lucas Eguibar medalla o fuera del podio?

-Yo creo que sería sorpresa Lucas Eguibar medalla. Llevamos muchos años (desde 1992) que no se consigue una medalla en unos Juegos Olímpicos (de Invierno), y vale que sí, que he hecho muy buenos resultados en la Copa del Mundo, pero la sorpresa sería una medalla.

"Estoy llegando más lejos de lo que me hubiese imaginado, aunque no significa que me vaya a conformar"

-El francés Pierre Vaultier parece imbatible.

-Bueno... Yo le he ganado bastantes veces, aunque la mayoría me las ha ganado él a mí, por supuesto. Le he ganado varias veces y eso me sirve para saber que lo puedo hacer otra vez.

-Se dice que Javier Fernández es un milagro del deporte español, ¿usted también es un pequeño milagro?

-Yo no lo llamaría milagro. A mí me han enseñado a trabajar toda mi vida y he estado ahí. La verdad que no, porque conmigo también está Regino (Hernández) y está Laro (Herrero). Somos tres, y se ve que con trabajo se puede llegar lejos. Quizás si fuese sólo uno, Javier, que está ahí adelante, pues sí que igual puede ser un milagro. Javier, por lo que le he visto es un verdadero talento, muy bueno, y espero que consiga medalla esta vez.

-Una medalla sí que supondría más dinero y publicidad para el snowboard.

-Pues sí. Siempre los resultados traen más presupuesto para el año siguiente y demás. Yo he de decir que en mi equipo ha mejorado bastante la situación, aunque hay cosas que mejorar, pero estamos mejor que el año pasado y eso es positivo.

-¿Está satisfecho con las ayudas?

-Pues sí, Esoy satisfecho. Me metí en este deporte y más o menos sabía al nivel que podía optar y yo creo que ese nivel ya lo he sobrepasado en todo y estoy superfeliz. No me hubiese imaginado que podía vivir de este deporte y estoy viviendo. Estoy llegando más lejos de lo que me hubiese imaginado, aunque no significa que me vaya a conformar, sino que voy a ir a por más todavía. Se puede vivir del snowboard mientras haya resultados. Nosotros vivimos de los resultados y eso es lo que nos exige estar siempre al máximo y entrenar al cien por cien.

 

Fotos

Vídeos