Jornada 4

El Madrid pasa del éxtasis a la agonía

Benzema dispara a puerta. /Susana Vera (Reuters)
Benzema dispara a puerta. / Susana Vera (Reuters)

Los blancos se reencuentran con el triunfo tras arrasar al Levante en una gran primera parte y emborronar su actuación en la segunda para terminar pidiendo la hora

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Con su versión más comprometida, solidaria y certera de los últimos tiempos durante los primeros 45 minutos, pero también haciendo gala de su proverbial fragilidad defensiva a vuelta de vestuarios y un inexcusable despropósito táctico que precipitó el agobio final tras dos goles del Levante en la segunda parte que comprometieron hasta el último suspiro tres puntos que parecían en el bolsillo blanco al intermedio, el Real Madrid retomó la senda del triunfo y rompió el mal fario que parecía perseguirle a la hora del vermut.

Del éxtasis a la agonía. Así transitó el cuadro de Zinedine Zidane por el duelo ante el Levante, encomendado a una manopla salvadora de Courtois en los estertores de un choque que abrió sellando la primera parte más notable desde el retorno del marsellés al banquillo y que terminó pidiendo la hora. La temeridad del galo al retirar de una tacada a Sergio Ramos y Casemiro, rompiendo con ello el sostén de un conjunto que quedó expuesto sin ellos y rezando porque no se desatasen todos los infiernos, estuvo a punto de costarle un serio disgusto.

Gracias puede dar al cielo el técnico de que el Levante no hiciese el tercero, ya que habría cargado de argumentos a quienes le señalan con el dedo. Ni la cercanía del duelo con el PSG le sirve de coartada. La Liga es el principal objetivo que señaló y el dubitativo arranque no permite ir con reservas.

3 Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos (Militao, min. 60), Marcelo, James, Casemiro (Hazard, min. 60), Kroos, Lucas Vázquez, Benzema (Jovic, min. 82) y Vinicius.

2 Levante

Aitor, Miramón, Duarte (Melero, min. 68), Postigo, Vezo, Clerc, Vukcevic (Bardhi, min. 56), Campaña, Rochina (Roger Martí, min. 68), Morales y Borja Mayoral.

Goles:
1-0: min. 25, Benzema. 2-0: min. 31, Benzema. 3-0: min. 40, Casemiro. 3-1: min. 49, Borja Mayoral. 3-2: min. 75, Melero.
Árbitro:
De Burgos Bengoetxea (Colegio vasco). Amonestó a Casemiro, Lucas Vázquez, Vezo y Clerc.
Incidencias:
Partido de la cuarta jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu ante 60.401 espectadores.

Imposible hubiera sido vislumbrar tan incierto desenlace de no contar el Real Madrid con un largo expediente de batacazos insospechados en tiempos recientes. Con los blancos lo único cierto es que no hay nada cierto. Ni siquiera con tres goles a favor al descanso.

Benzema sigue en racha

Andaba desangelado el día y algo deslucida la grada. Cosas de un intempestivo horario que al Real Madrid le traía malos recuerdos. Las ausencias habilitaban el regreso de Vinicius a la izquierda, su zona predilecta, con un doble pivote y James moviéndose con libertad.

Seria puesta en escena de los locales con tamaña arquitectura, ineludible ante un Levante sin complejos. Un par de remates consecutivos de Kroos, un disparo de Lucas Vázquez al palo y dos acciones en las que Benzema se topó con Aitor daban cuenta del atosigamiento de los blancos al cuadro granota. Tendría premio a tanta persistencia Benzema cuando recogió con la testa un centro de Carvajal para ponerla en la red. Ningún otro delantero marcó tantos goles de cabeza como el lionés la pasada campaña, signo de su poderío aéreo.

Más información

Se le ponía de cara el choque a los locales, que no dieron tiempo al Levante para rehacerse del mazazo. Filtró el cuero James al espacio por el que percutía Benzema, que controló con la derecha y definió con la zurda para pillar a contrapié a Aitor. Doblete en seis minutos del '9' que disipaba fantasmas y galvanizaba a la parroquia merengue, incapaz ya de recordar un partido tranquilo a la hora del aperitivo.

Pudieron tomárselo con gusto antes del descanso los aficionados blancos merced a uno de esos chispazos de Vinicius que tanto se echaban de menos desde el pasado curso. Percutió esta vez por la derecha para recoger el pase de tiralíneas de Lucas Vázquez y se la sirvió en bandeja a Casemiro, que merodeaba por la zona del '9' para empujarla. El Bernabéu era una fiesta y aún pudo haber más confeti de no írsele largo a Benzema un pase con Vinicius relamiéndose.

Estreno de Hazard

Era el libreto perfecto para la puesta de largo de Hazard, tres meses después de su galáctica presentación. Pero Borja Mayoral se encargó de ponerle pimienta a un choque aparentemente resuelto. Recogió Morales al filo del fuera de juego y sirvió al corazón del área, donde el canterano blanco embocó la bola con la izquierda. No lo celebró por respeto al club en el que se formó y sigue teniendo sus derechos.

A un tris estuvo Benzema de segar de raíz el conato de resurrección granota, pero se estrelló con el palo antes de que el Bernabéu recibiese con cerrados aplausos a su nuevo estandarte. De nuevo pudo hacerlo Vinicius, pero el carioca precisa de carambolas imposibles para ver puerta y cuando lo logró ante el Levante se topó con un fuera de juego muy justo que le negó la alegría días después de estrenarse con la 'Canarinha'.

Rozó también el gol Hazard, al que le bastaron cinco minutos para enfervorizar a la grada con un disparo que mereció el premio que en su día tuvieron Ronaldo, Beckham o Cristiano, capaces de estrenarse marcando en el Bernabéu. No pudo hacerlo, como luego Benzema en otro intento de anestesiar la resurrección del Levante, que puso en un brete a los blancos con el gol de Melero a centro de Campaña y les condenó a otro sufrimiento eterno.