Semifinales I Ida

Van de Beek acerca el sueño del Ajax

Van de Beek (d) celebra su gol al Tottenham./Neil Hall (EFE)
Van de Beek (d) celebra su gol al Tottenham. / Neil Hall (EFE)

Un gol del mediapunta neerlandés basta para doblegar al Tottenham en Londres, aunque Neres tuvo media final en un zurdazo que se estrelló en el poste

MIGUEL OLMEDAMadrid

La Champions más romántica de los tres últimos lustros (aquella final entre Oporto y Mónaco en 2004...) programa cada semana una teletienda en 'prime time' para los clubes más ricos de Europa. Con todos los ojos puestos en el Ajax, el conjunto de Ámsterdam exhibió por undécima noche su galería del coleccionista, cubertería fina en una competición que suele ganar quien posee el cuchillo más afilado del continente.

Como a Rosalía, al Ajax de Erik ten Hag le han bastado seis meses para convertirse en el último icono pop. Sin la melena 'beatle' de los Cruyff, Neskeens y compañía, pero con flequillo 'millennial', la muchachada 'ajacied' ha devuelto al fútbol europeo un aroma setentero. El conjunto neerlandés manosea la pelota con el discurso de Johan bordado en la camiseta y el descaro de quien no tiene nada que perder.

A Mauricio Pochettino lo venden como el penúltimo reducto del 'menottismo', aunque su Tottenham gana no pocos partidos con más cemento que Bilardo. ¿Así cómo no van a quererlo en Argentina? El técnico santafesino ha demostrado que se puede pelear la Champions sin gastar un euro en fichajes y este martes el Ajax aceptó su envite y dobló la apuesta: se puede lograr pese a que te desmantelen el chiringuito un verano sí y al otro también.

0 Tottenham

Lloris, Trippier, Alderweireld (Foyth, min. 79), Davinson Sánchez, Vertonghen (Sissoko, min. 39), Rose (Davies, min. 79), Wanyama, Eriksen, Alli, Lucas Moura y Llorente.

1 Ajax

Onana, Veltman, De Ligt, Blind, Tagliafico, Schöne (Mazraoui, min. 65), De Jong, Ziyech (Huntelaar, min. 87), Van de Beek, Neres y Tadic.

gol
0-1: min. 15, Van de Beek.
árbitro
Antonio Mateu Lahoz (España). Amonestó a Tagliafico y a Veltman, del Ajax.
incidencias
Partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el Tottenham Hotspurs Stadium de Londres.

Es verdad que las lesiones le invitaban a ello, pero Pochettino recibió las semifinales con tantos defensas como centrocampistas y delanteros juntos. Debió de pensar el argentino que ahí estaría el antídoto que no encontraron ni Real Madrid ni Juventus, y nada más lejos de la realidad: cuando se cumplía el primer cuarto de hora Van de Beek destripó al trío de centrales 'spur' -todos con pasado en el Ajax- para firmar por segunda vez consecutiva en el acta de una eliminatoria.

La calidad de Hakim Ziyech es inversamente proporcional a su madurez emocional. Ten Hag ha conseguido mantener a raya al 'enfant' terrible y la cotización del marroquí se ha disparado esta temporada, y no es para menos: en el 0-1 volvió a demostrar que es capaz de meter el bisturí hasta las entrañas de cualquier defensa de Champions. Para describir la definición de Van de Beek sería necesario, como hizo el internacional neerlandés ante Lloris, ejecutar una pausa. Y un amago. Y otro amago. Tiene más gol el mediapunta 'ajacied' que cualquier nueve de Holanda desde Van Persie y Huntelaar.

Van de Beek, el gran tapado junto a Tadic en el Ajax de Frenkie de Jong y Matthijs de Ligt, revolucionó el planteamiento de Pochettino hasta el punto de provocar un cambio de sistema. Antes de ello, pudo marcar el segundo en una pared con Tadic que pedía el pase de la muerte a Neres en perjuicio de la gloria eterna. El susto deshizo la defensa de cinco de los 'spurs' y desplazó a Rose, carrilero todoterreno, al doble pivote junto a Wanyama, el único keniano sin genética de maratonista.

En todo caso, la mejor noticia para el Tottenham llegó de la mano, irónicamente, de una mala noticia. Pésima, de hecho. Una falta lateral propició un choque aéreo entre tres armarios empotrados, y entre Onana y Alderweireld, Vertonghen se llevó la peor parte. Tras intentar continuar sobre el césped con más corazón que dedos de frente encaminó los vestuarios sustituido por Sissoko, que naturalizó a su equipo devolviendo a Rose al lateral zurdo.

Más información

Parón de alivio 'spur'

Entre el parón para asistir a Vertonghen y el nuevo 4-2-3-1 de hormigón armado que apuntalaban Wanyama y Sissoko, el Ajax se perdió en el mapa de un partido que tenía controladísimo. El Tottenham se descolgó con las recepciones de Llorente, abusón por arriba ante el liviano Blind, y las carrera de Lucas Moura, y los mediapuntas 'ajacieden' no volvieron a marcar tendencia.

En la segunda parte, Pochettino llevó el encuentro al ritmo de la Premier, con todo lo que eso conlleva: Dele Alli y Llorente pudieron cazar alguna en el bombardeo al área de Onana, dubitativo en las salidas, pero el Ajax se encontró con una explanada para correr que estuvo a punto de valer media eliminatoria.

David Neres esperaba en el segundo palo un contragolpe de Mazraoui que pasaría también por las botas de Tadic, extremadamente generoso con el brasileño. Le dejó la pelota templada a la zurda, la buena, lista para fusilar a Lloris. Justo donde Neres la quería la dejó. Pero Neres no fusiló, ante la duda prefirió asegurar con el interior... Y la pelota, mordida, se fuere derechita al poste, aplazando la euforia en Ámsterdam hasta el próximo miércoles, si es que llega.

En el tramo final el miedo se apoderó del Ajax. Sólo así se puede explicar un pelotazo de Van de Beek desde su campo hacia la nada que le habría costado una buena bronca de los técnicos en De Toekomst, la academia del club. Allí se perpetúan y se enseñan los mandamientos de Johan Cruyff, aunque no se prepara a un chaval para jugar una final de Champions, porque hace tiempo se asumió que no volvería a darse el caso. Pero resulta que sí, que los pupilos de Erik ten Hag están a 90 minutos de devolver al Ajax a la pelea por el título. Han sucumbido Madrid, Turín y Londres. Les faltan dos partidos para la gloria eterna.