Tragedia

Desaparece el avión de Emiliano Sala, delantero argentino del Cardiff

Emiliano Sala, con la camiseta del Cardiff. /
Emiliano Sala, con la camiseta del Cardiff.

La aeronave se dirigía de Nantes, donde jugaba hasta ahora, a la capital galesa del club que le había fichado por 17 millones de euros

PAULA ROSASParís

Equipos de rescate británicos y franceses buscan en aguas del canal de la Mancha el avión privado en el que viajaba el argentino Emiliano Sala, nuevo delantero del Cardiff City, y que desapareció el lunes por la noche de los radares. El aeroplano, con el delantero y otro pasajero a bordo, además del piloto, había despegado de Nantes y se dirigía a la capital galesa, donde nunca aterrizó. El mal tiempo está complicando las tareas de búsqueda, que se centran en los alrededores de la isla británica de Alderney, perteneciente a Guernsey, y han quedado interrumpidas hasta que amanezca el miércoles. «No hemos encontrado ningún indicio de las personas que iban a bordo. Si amerizaron, las opciones de supervivencia son a estas alturas, desgraciadamente, escasas», ha indicado la policía de la isla de Guernesey en su cuenta de Twitter.

El argentino, de 28 años, acababa de despedirse de sus compañeros del Nantes, donde jugó desde 2015, y se preparaba para su gran salto a la Premier League. Su avión, un Piper PA 46 Malibú, había despegado de la ciudad francesa en torno a las 20:15 del lunes, y estaba previsto que llegara a Cardiff antes de las nueve de la noche, donde Sala debía empezar un nuevo capítulo de su carrera futbolística. Los guardacostas de Guernsey fueron alertados a las 20:23 de que un avión ligero había desaparecido en un radio de 15 kilómetros de la isla, muy cercana a la costa normanda. Una vasta operación de rescate compuesta por dos helicópteros y varios barcos se ha puesto en marcha para dar con el paradero de la aeronave.

Tras varias semanas de negociaciones, Sala acababa de firmar su traspaso al Cardiff City por 17 millones de euros, el fichaje más caro de la historia del equipo galés y con el que esperaban evitar el descenso. La salida, que había decepcionado a muchos de sus seguidores nanteses, se había oficializado el sábado, y el argentino había decidido viajar de nuevo a Nantes para despedirse de sus compañeros. A la una de la tarde del lunes, el delantero publicaba en su cuenta de Twitter una foto sonriente con sus ya excompañeros y con un mensaje profético: «La última».

Sus antiguos compañeros han anulado este martes la sesión de entrenamiento y se encuentran concentrados en su sede para seguir el desarrollo de la búsqueda del avión. Las muestras de afecto por el argentino se suceden en el mundillo futbolístico francés, que se encuentra conmocionado por la noticia. El partido que el Nantes debe disputar ante el Sannois-Saint-Gratien en la Copa de Francia ha sido retrasado al domingo y también ha quedado aplazado al miércoles 30 de enero el duelo ante el Saint-Etienne en la Ligue 1.

Sala llegó a Francia con 20 años y gracias al proyecto 'Crecer', con el que el Girondins de Burdeos buscaba jóvenes talentos en el fútbol argentino. Nacido en 1990 en Cululú, en la provincia de Santa Fe, el delantero se ha caracterizado siempre por el tesón y por el esfuerzo que ha puesto siempre en su trabajo y con el que ha conseguido hacerse un hueco en el fútbol francés, donde, según contaba en una reciente entrevista, «no me canso de aprender».

Más información

Antes de recalar en el equipo galo, Emiliano Sala había pasado por el Girondins de Burdeos y por el SM Caen. Su traspaso al Cardiff no había sido sencillo. Aunque el club estaba interesado en el cambio, el propio jugador, muy querido por la hinchada nantesa (su camiseta era la más solicitada por los niños), tenía sus dudas y finalmente fue convencido por el presidente, Waldemar Kita, para que aceptara la oferta por razones económicas. Llegaba a Cardiff después de una espectacular temporada en el Nantes.

Su padre, «desesperado»

El testimonio del padre del jugador, Horacio Sala, desgarrador, en el canal de televisión argentino 'C5N', pone los pelos de punta. «Yo estaba trabajando. No lo puedo creer. Estoy desesperado», reconoce antes de suplicar: «Ojalá lleguen buenas noticias. No sé qué pudo haber pasado. Mi familia no sabía nada, yo les avisé».

El padre del goleador, completamente abatido, reconoció que se enteró de la noticia por la llamada de un amigo. Habló, además, de lo que suponía para Emiliano su reciente fichaje: «Para él, como para todos todos, era un gran paso su transferencia a Cardiff. Es un chico que siempre la luchó. Un chico de pueblo, un chico humilde».

Temas

Cardiff
 

Fotos

Vídeos