Regreso

Vilda, ante la progresión del fútbol femenino: «Esto es una bola que ya no hay quien la pare»

Jorge Vilda, seleccionador de fútbol femenino. / EFE

El técnico de España reconoce tras aterrizar en Madrid que «las jugadoras ahora son conocidas y reconocidas por todos y que equipo vuelve del Mundial siendo mucho mejor selección»

JAVIER VARELAMadrid

«La gente se está volcando con el fútbol femenino. Ya no es una moda, sino una realidad. Esto es una bola que ya no hay quien la pare», proclamó este martes con orgullo el seleccionador nacional, Jorge Vilda, en el regreso del equipo a Madrid, tras tutear a la mejor selección del mundo, Estados Unidos, que sólo pudo ganar en octavos de final gracias a dos penaltis.

«Ha habido un antes y un después en este Mundial. Hemos plantado cara a la mejores y es una buena noticia. Todavía estamos con la digestión de la derrota porque merecimos más y en algún momento fumios superiores», admitió el técnico de España, para quien «el futuro va a ser muy bueno, a nivel de rendimiento, de competitividad y de seguimiento». Después de que el España-Estados Unidos (1-2) fuese visto el lunes por televisión por 1,3 millones de aficionados, con picos incluso de dos millones, Vilda reconoce que «las jugadoras ahora son conocidas y reconocidas por todos» y también que España regresa del Mundial «siendo mucho mejor selección».

Ante alrededor de medio centenar de aficionados que esperaban a la selección en el aeropuerto de Barajas, Jorge Vilda también se congratuló de que el Real Madrid tenga la próxima temporada equipos en la Liga Iberdrola, la Primera División del fútbol femenino. «Ha sido una gran noticia, porque que entren equipos de la enjundia del Real Madrid va a ser muy bueno para todos», comentó el seleccionado.

Entre las jugadoras, también Amanda Sampedro se congratuló de la progresión del fútbol femenino y del recibimiento a la selección en la Terminal 4 de Barajas. «No sabíamos que ibamos a tener tanta expectación, que nos iba a esperar esto. Hace cuatro años, al regreso del Mundial de Canadá esto no fue así. Esperemos que se convierta en algo continuo», deseó la jugadora del Atlético de Madrid.

«Sabíamos que este Mundial iba a marcar un punto de inflexión a nivel social y de medios. Esto hace que muchas niñas y niños nos puedan ver por la tele y nos tengan como referentes. A nivel social lo hemos notado. Ojalá este Mundial marque un comienzo en el fútbol femenino», añadió Amanda Sampedro, que no ocultó «la rabia» que siente el equipo por quedar eliminado por dos penaltis y el segundo polémico. «Jugamos a la mejor selección del mundo de tú a tú y se nos escapó por un pequeño detalle. Esto nos sirve para aprender. Volvemos siendo mucho mejor equipo. El segundo penalti fue un poco dudoso. Hasta ellas (las estadounidenses) lo reconocen, pero así es el fútbol y nos sirve para aprender», insistió.

«Nos vamos del Mundial con un sabor agridulce. Dominamos en muchos momentos, aunque también estuvimos sometidas. Se hizo un gran esfuerzo y una gran Mundial», resumió.