Las dos caras del Balonmano Nava

La defensa del Nava trata de evitar el avance de un jugador del Zamora./Antonio Tanarro
La defensa del Nava trata de evitar el avance de un jugador del Zamora. / Antonio Tanarro

El conjunto navero disputó un triangular en Torrelavega

Q. Y.Segovia

Los ochenta minutos de pretemporada que el Viveros Herol Balonmano Nava disputó en Cantabria seguro que serán analizados con detenimiento por Dani Gordo. El técnico navero pudo comprobar dos versiones muy diferentes de su equipo en el triangular que enfrentó en Torrelavega a los blanquirrojos con el conjunto anfitrión y el Balonmano Zamora, con un formato de tres partidos con partes de veinte minutos de duración.

El primer duelo de los naveros fue frente al Balonmano Torrelavega, un conjunto que aspira a las primeras posiciones en la División de Honor Plata. Salieron mejor los locales, con un parcial de 3-0 que puso desde el inicio el partido complicado a los de Nava de la Asunción. No se rindieron los naveros, que sin llegar a ponerse por delante en el marcador supieron sufrir, neutralizando gran parte de las armas cántabras y llegando al descanso dos goles por debajo (12-10), aunque con la sensación de haber dejado escapar en los últimos compases del primer periodo varias oportunidades para apretar aún más el marcador.

La segunda parte comenzó por los mismos derroteros, con el Torrelavega llevando la iniciativa y con el Nava tratando de aguantar a la espera de su oportunidad. Pero a falta de diez minutos para el final, y coincidiendo con las rotaciones de ambos conjuntos, llegó el inexplicable desvanecimiento de los blanquirrojos, que encajaron un parcial de 7-0 para acabar perdiendo por 27-17 un encuentro en el que lo peor fueron las sensaciones que dejó el equipo en el tramo final.

Pero no había tiempo para lamentarse y tras la entendible bronca de Dani Gordo en el vestuario, el Balonmano Nava regresó a la cancha para enfrentarse al Balonmano Zamora en un encuentro en el que se vio una imagen mucho más aceptable del equipo segoviano. Destacó especialmente el trabajo defensivo de Darío Ajo Villarraso en el pivote, tratando de ayudar a su equipo en una faceta del juego que no es su fuerte. No obstante, al descanso era los zamoranos los que mandaban en el marcador (11-9). Pero en la segunda parte el Nava fue mucho más constante que su rival y acabó llevándose el triunfo por 17-19, logrando aliviar en parte el mal sabor de boca que dejaron los últimos diez minutos de partido frente al Balonmano Torrelavega.

Rodrigues, dos meses de baja

Álvaro Rodrigues estará finalmente dos meses de baja. Ese es el tiempo que calcula el club que el jugador portugués estará fuera de las canchas tras la lesión que se produjo en el encuentro amistoso de hace unos días frente al Balonmano Zamora. No hay rotura total del ligamento de su rodilla, por lo que la lesión –que en un primer momento parecía más grave– no le impedirá competir con el Nava durante las últimas semanas de 2018.