Balonmano femenino

El Aula Valladolid arrolla al líder en Huerta del Rey

Las jugadoras del Aula Valladolid celebran su gran triunfo sobre el líder Bera Bera. /Rodrigo Jiménez
Las jugadoras del Aula Valladolid celebran su gran triunfo sobre el líder Bera Bera. / Rodrigo Jiménez

Las vallisoletanas ofrecieron un recital de entrega, concentración y juego para derrotar al Bera Bera

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

Una gesta para recordar. Una fiesta del balonmano femenino. Un espectáculo de principio a fin. Un festival de juego y goles. Un auténtico divertimento para la grada. Una hazaña que se repite por tercera temporada consecutiva y que hace de Huerta del Rey un pabellón maldito para el mejor equipo de España, para el líder indiscutible del balonmano español.

32 Aula Valladolid

(14+18) , Lulu (18 paradas), Melina (2), Bea (7, 1 de penalti), O'Mullony (11, 2 de penalti), Cristina (4), Elena Cuadrado (5), Ana Viloria –siete inicial–, Carmen (p.s.), Ángela (1), Bolling (1), Teresa (1), Cecilia y Paula Rey.

26 Bera Bera

(12+14), Renata Lais (7 paradas), Judith Sans (1), Nekane (5), Karsten (3), Etxeberria, Sara Gil (3), Arderius (5) –siete inicial–, Mercedes Castellanos (10 paradas), Ezkurdia, Alba Menéndez (2), Azurmendi, Cardoso (5, 4 de penalti), Arrojería (2).

Parciales cada cinco minutos:
3-1, 6-5, 6-7, 8-7, 11-10, 14-12, 15-14, 19-15, 22-19, 26-20, 28-22, 32-26.
Árbitros:
David Monjo y Miguel Martín. Excluyeron a Cristina (min. 35) y Elena CUadrado (min. 48) del Aula, y a Karsten (min. 27), Judith Sans (min. 33) y Arderius (min. 38).
Incidencias:
Partido disputado en Huerta del Rey, televisado en directo por Teledeporte y con unos mil aficionados en las gradas que animaron sin descanso y disfrutaron con el triunfo de su equipo.

El Aula Alimentos de Valladolid ofreció el partido perfecto, en todos y cada uno de los aspectos del juego para pasar por encima del club más poderoso de la Liga, que se vio, una vez más, impotente ante un Aula soberbio, concentrado, intenso, eficaz y especialmente disciplinado en defensa. Esta vez no hubo remontadas épicas sino una labor de auténtico desgaste, de hacer las cosas muy bien para acabar desquiciando al rival, asestando con precisión quirúgica las jugadas necesarias en cada acción para madurar al rival, para llevarle al terreno de las dudas, de las inseguridades y a partir de ahí, tener la sangre fría de noquearle sin contemplaciones, sin posibilidad de respuesta. El Aula Valladolid, con su técnico a la cabeza, dio una lección táctica al Bera Bera, que se ofuscó buscando soluciones que se iban cayendo como uno castillo de naipes ante la capacidad de las vallisoletanas de resolver las diferentes defensas que le planteó el técnico vasco Imanol Álvarez. Y en cada envite, las chicas de Peñas sacaban petróleo, primero de su excelente defensa, donde todas y cada una se multiplicaba en las ayudas, en los cruces, evitando la letal conexión de la central Arderius con el pivote, pero además evitando los lanzamientos y provocando constantemente el error en el pase. Y cuando el líder Bera Bera conseguía superar esa barrera casi infranqueable, ahí aparecía Lulu Guerra para pedir a gritos una oportunidad en la selección absoluta. Nada menos que dieciocho paradas, de todos los colores, cerraron el camino de la victoria a las vascas. Y cuando el balón caía del lado local, las vallisoletanas machacaban al Bera Bera con su propia medicina: Los contragolpes. Yes que las del Aula se mueven como pez en el agua en este ambiente de partido trepidante y vertiginoso. Pero también demostraron al líder de la Liga Iberdrola que saben cómo ataque en estático. Con una disciplina casi espartana, salvo un par de acciones alocadas, las de Miguel Ángel Peñas supieron jugar con la necesaria paciencia para esperar a que la defensa vasca se desarmase para asestar sus goles. De esta forma, el Aula demostró que, pese a las bajas de jugadoras tan importantes como Eli Cesáreo, Elena Talavera o María González Niño, tiene mimbres suficientes para doblegar incluso al mejor equipo de la categoría.

Precisamente esas ausencias parecían pesar en exceso antes de comenzar el choque, pero la intensidad que ambos equipos mostraron desde el primer minuto en Huerta del Rey no dejó tiempo para las excusas. El balón iba y venía de uno a otro área con una indescriptible velocidad. Ambos equipos son especialistas en este tipo de juego y parecía que habían apostado por ver quién aguantaba más. El acierto de Lulu bajo los palos mantenía en el partido a las del Aula, que mandaban en el marcador con ligerísimas ventajas. Tras diez minutos fulminantes, Bea dejó paso a Teresa como jefa de operaciones y obligó al Bera Bera a pedir su primer tiempo muerto. En el Aula, el esfuerzo pasó factura a una Cris Cifuentes espectacular, pero recién salida de una lesión para dar entrada a la juvenil Paula Rey. El partido entró en un breve momento de tregua y ahí salió a relucir el genio de Teresa a la hora de organizar el ataque estático, mientras el Bera Bera tenía que recurrir a los penaltis para superar la excelente defensa de Ángela, Cris, Elena y O'Mullony y a una inconmensurable Lulu. La igualdad en el marcador se deshizo gracias a la exclusión de Karsten que permitió al Aula marcharse al descanso con dos goles de ventaja (14-12) y excelentes sensaciones.

La reanudación no comenzó bien para las locales, que se toparon con una gran Mercedes Castellanos bajo los palos (cuatro paradas y un penalti en apenas cinco minutos), pero el lado positivo era que el Bera Bera tampoco conseguía marcar. Y quizás el punto de inflexión estuvo en la inferioridad tras la exclusión de Cris (15-15, min. 35). Ahí el Aula mantuvo su portería intacta e incluso se permitió el lujo de anotar. A cada minuto, las vallisoletanas se veían más poderosas, más seguras. Los goles de Bea penetrando o los lanzamientos de O'Mullony comenzaban a dar ventaja de hasta tres goles (18-15) y el técnico del Bera Bera se equivocó. Colocó una defensa mixta sobre O'Mullony y, primero Bea y después el tándem Teresa-Cris, le hicieron un roto a la ya desordenada zaga vasca.

Paró de nuevo el partido Imanol Álvarez (24-20, min. 48) y probó con una mixta doble sobre Elena Cuadrado y O'Mullony y volvió a fracasar estrepitosamente porque los huecos se multiplicaban en su zaga e incluso la brava zamorana se inventaba lanzamientos inverosímiles para acabar con 11 tantos en su haber. Los problemas del conjunto vasco se multiplicaban e intentaron varios ataques con siete jugadoras, pero la defensa local se mostraba infranqueable y hasta Melina se permitió el lujo de anotar desde su área poniendo un 27-20 a falta de ocho minutos, que incluso llegó a los ocho goles de ventaja antes del último tiempo muerto del técnico vasco. El Bera Bera no se rindió, pero el Aula ya tenía amarrado el partido y la tercera victoria consecutiva en Liga en Huerta del Rey sobre el poderoso Bera Bera, que no gana en Valladolid desde 2016. La fiesta en la grada, que disfrutó de lo lindo con la entrega, los goles y el espectáculo de su equipo, se convirtió en una explosión de alegría en cuanto los colegiados pitaron el final del encuentro. El año que viene, el Bera Bera volverá con O'Mullony y Cesáreo en sus filas, pero eso ya será otra historia y ya saben lo que les espera.

«Hemos sido superiores en muchas facetas», afirmó Peñas

Miguel Ángel Peñas no escondía su alegría por el triunfo, aunque su rostro reflejaba la tensión vivida en la pista. Feliz por el rendimiento de todo su equipo frente al cuadro guipuzcoano, el técnico del Aula Alimentos de Valladolid dio lo primero la enhorabuena a sus pupilas «por el esfuerzo y su buen hacer. A nivel táctico han estado espectaculares. Hemos hecho todo prácticamente de la manera que queríamos. A veces cometimos algún error, pero hemos realizado un trabajo táctico espectacular. Considero que hemos sido mejores que el Bera Bera en muchas facetas del juego. Defensivamente hemos maniatado su dos contra dos. Eso ha sido muy importante».

El entrenador vallisoletano destacó que su equipo había jugado con mucha serenidad durante todo el choque. «Hemos perdido muy pocos balones. Creo que han perdido más nuestras rivales. Hemos hecho todo lo que teníamos que hacer para ganar el encuentro. Poco más puedo decir. Incluso cuando Bera Bera ha dispuesto la defensa mixta, hemos jugado muy bien. Había dos palabras que les he transmitido a las jugadoras. La primera, paciencia. Y la otra, la seguridad en el juego y el pase, con apoyos cortos», señaló.

Sobre la actuación de la guardameta Lulu Guerra, Peñas valoró su partido como «espectacular. Cuando la defensa ayuda, las porteras nuestras son espectaculares. Hoy Lulu ha dado un recital de paradas e incluso algunas en seis metros. Es para felicitarla, pero quiero generalizarlo mucho porque todas han estado muy bien».