Más ajustado de lo que parece

Momento del partido frente al Torrelavega disputado en Nava./Antonio Tanarro
Momento del partido frente al Torrelavega disputado en Nava. / Antonio Tanarro

Un parcial de 4-0 en el ecuador de la segunda parte condena a la derrota al Viveros Herol BM Nava en Torrelavega (24-19)

OPTATorrelavega

El Viveros Herol BM Nava cayó ante el BM Torrelavega en un partido más igualado que lo que reflejó su marcador final y que se decidió mediada la segunda parte cuando el conjunto segoviano encajó un parcial en contra de 4-0 en inferioridad numérica, que fue incapaz de remontar y echó por tierra todo el trabajo realizado. El trabajo y la solidez fue la clave en el conjunto local que con esa victoria se acerca a la segunda posición que actualmente ocupa el Viveros Herol BM Nava.

El pabellón Vicente Trueba estaba lleno de emoción e intensidad con dos equipos dándolo todo desde el pitido final y ofrecieron un gran espectáculo a las dos aficiones. El partido comenzó con un parcial de 0-2 para los visitantes, pero la igualdad fue la tónica general durante los primeros 45 minutos del encuentro.

En el primer periodo, las defensas se impusieron con claridad a los ataques. Ambos equipos se empleaban al máximo conscientes de la importancia de los puntos y los colegiados tuvieron que recurrir a las tarjetas para controlar a unos jugadores que se movían al límite del reglamento. El goleador visitante Agustín Casado era vigilado intensamente por la defensa local y no pudo conseguir su primer tanto hasta el minuto 16. El lateral segoviano no tuvo su mejor tarde y solo pudo conseguir cuatro goles y fue excluido dos veces. Concluidos los treinta primeros minutos, ambos equipos pusieron rumbo a vestuarios en busca de un merecido descanso con empate a diez en el marcador.

El desarrollo no cambió en el segundo periodo y continuó la misma tónica del primero. Las posibilidades de victoria de los segovianos se esfumaron en el ecuador del periodo con un parcial de 4-0 (21-17) aprovechando los errores y la inferioridad numérica visitante, que en este tiempo sufrió las exclusiones de Casado y Moreno. Nico Colunga y Marcos Dorado lideraban a un BM Torrelavega que veía cada vez más cerca la victoria frente a un conjunto visitante que tras este parcial se quedó bloqueado y vio como aparecían los nervios y se mostró impotente ante la sólida defensa local que se imponía una y otra vez al ataque visitante. Con un BM Nava cada vez más fuera del partido, la distancia fue aumentando hasta llegar a un definitivo marcador de 24-19 que aprieta los puestos altos de la tabla de la clasificación.