https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

La reconstrucción de Notre Dame... en chocolate

Recreación de la Catedral de Notre Dame, en La Maison Georges Larnicol, en Montmartre, en la rue de Steinkerque, en París. /Anna V.
Recreación de la Catedral de Notre Dame, en La Maison Georges Larnicol, en Montmartre, en la rue de Steinkerque, en París. / Anna V.

El maestro pastelero Georges Larnicol recrea en cacao la catedral parisina

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZ

Hace más de un lustro, el maestro pastelero Georges Larnicol, de origen bretón, no podía imaginar que su ingenio con las estructuras de chocolate se convertirían en un reclamo turístico en París.

Heredero del talento de su padre en una 'patisserie' en Finistère, muy cerca del Canal de la Mancha, Georges pronto se distinguió por su oferta de piezas artísticas, todas de chocolate. Larnicol, cuyo negocio lleva ahora su nombre, La Maison Georges Larnicol, se especializó en el arte de moldear este producto hasta el más mínimo detalle.

Una de sus obras más famosas se encuentra en el establecimiento de la ahora franquicia, ubicado en Montmartre, en la rue de Steinkerque de la capital parisina. Durante las últimas horas, la pastelería se ha convertido en un hervidero de curiosos debido a su recreación de 58 kilos de la Catedral de Notre Dame, tristemente de actualidad en todo el mundo por el incendio que el pasado lunes asoló al templo gótico.

La recreación, elaborada hace más de cinco años por el artesano bretón, concentra cientos de visitas todos los días, en un local que se sitúa a apenas un kilómetro de la catedral francesa.

Georges Larnicol.
Georges Larnicol. / Ouest-France
Gárgola de chocolate del establecimiento parisino.
Gárgola de chocolate del establecimiento parisino. / Marie Therese Couturier

Elaborada de forma íntegra en chocolate, Larnicol también se ha distinguido como artista por recrear otros edificios significativos de París, como el Arco de Triunfo o la Torre Eiffel.

Incluso, en la misma tienda también se puede encontrar una gárgola elaborada con este dulce, que se asemeja a las que vigilan la catedral de la isla del río Sena.

Además, algunas personas han escogido las diferentes redes sociales para homenajear a Notre Dame con las fotografías de la recreación de cacao, una obra que adquiere desde esta semana un sentido que va mucho más allá del arte pastelero.