https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

La pera, a la derecha; la manzana, a la izquierda, ¿qué prefiere tu hijo?

La pera, a la derecha; la manzana, a la izquierda, ¿qué prefiere tu hijo?
PINSTOCK VIA GETTY IMAGES

Un estudio de la Universidad de Copenhague analiza estilos diferentes de servir la comida para ver cómo la prefieren los niños

EL NORTE Valladolid

Si tu hijo no deja de marear la comida del plato sin comérsela, se puede deber a cómo están los alimentos colocados.

Investigadores de la Universidad de Copenhague analizaron estilos diferentes de servir la comida para ver si los niños la preferían de una forma concreta, y si la edad y el sexo tenían algo que ver, explica HuffPost Reino Unido.

El estudio pidió a 100 niños, de entre 7 y 8 años y de 12 a 14, que hicieran una lista de mejor a peor con fotos de seis platos diferentes servidos de tres maneras: 1) con los elementos de la comida presentados por separado para que no se toquen entre sí; 2) como una mezcla entre ingredientes separados e ingredientes juntos; y 3) con toda la comida mezclada.

El estudio demostró que a las niñas más pequeñas (de entre 7 y 8) les gusta la comida separada, sin que se toque, mientras que los niños de su misma edad no tienen preferencia.

La investigación también indicó que los niños entre 12 y 14 (de ambos sexos) prefieren la comida mezclada o que se sirva como una mezcla entre ingredientes separados y mezclados. El estudio no dice por qué las niñas pequeñas quieren la comida separada.

«Es posible que piensen que los diferentes ingredientes se podrían contaminar entre sí», señala Annemarie Olsen, quien, basándose en la investigación, aconseja a los padres que sirvan los alimentos separados, al menos en lo que respecta a los grupos de menor edad.

«También podría deberse a que prefieran comer los diferentes elementos en cierto orden o a que la clara división les dé una mejor visión general», se aventura. «Los niños pueden mezclarla cuando los diversos elementos de la comida están separados en el plato, mientras que al revés no es posible», aclara la experta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos