https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

El blanco Dominio del Pidio 2016, candidato el Premio Guía Peñín al Vino Revelación 2019

Tres blancos, un tinto y dos rancios están nominados a este galardón, que reconoce los vinos que destacan por su calidad y singularidad y no han sido catados anteriormente

Nieves Caballero
NIEVES CABALLERO

La Guía Peñín acaba de presentar la lista de vinos que este año aspirarán a convertirse en el Vino Revelación de la Guía Peñín de los Vinos de España 2019, entre los que se encuenta un blanco de Castilla y León. De entre los 11.800 vinos valorados en esta edición, el equipo de cata ha nominado a seis referencias que, por su singularidad, calidad y filosofía destacan por encima del resto. El único requisito para optar a este premio es que el vino no haya sido catado con anterioridad.

Carlos González Sáez, director de la publicación, señala que «las razones para que un vino se convierta en revelación son diversas: puede imponer un cambio, ya sea en la concepción de la variedad, de la añada o de la elaboración; o puede destacar por su excelente calidad en zonas productoras ya consolidadas, donde despuntar es complicado y excepcional».

Javier Luengo, responsable editorial de la Guía, reconoce que «curiosamente, muchos productores nominados a Vino revelación inicialmente no son conscientes de la ruptura que su nuevo vino puede llegar a provocar en el mercado o en la conciencia productora de una zona, e incluso se sorprenden cuando les llega esta nominación».

Los vinos nominados en esta nueva edición son:

Dominio del Pidio 2016 (Blanco) de la bodega Cillar de Silos (Vino de Mesa). Este vino blanco está elaborado con uvas de la variedad blanca albillo procedentes de la zona burgalesa de la Ribera del Duero, pero no puede salir al mercado con el marchamo de calidad de esta denominación de origen porque no está admitida la casta para elaborar monovarietales. Sin embargo, el Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero ya trabaja para que los vinos blancos de albillo sean protegidos también con sus contraetiquetas. Mientras tanto, la familia Aragón de la bodega Cillar de Silos, de Quintana del Pidio (Burgos), comerciliza esta destacable referencia blanca como Vino de Mesa.

Para la realización de este vino se han recuperado y restarurado cinco bodegas subterráneas del siglo XVI, con la finalidad de elaborar y criar los vinos con la filosofía, tradición y sabiduría de los vinocultores de la zona. Las condiciones naturales de estos calados subterraneos proporcionan las herramientas para la elaboración de vinos en cemento y posterior crianza tanto en madera como en el propio cemento.

Komokabras amarillo 2016 (Blanco) – Adega Entreosrios – VT Barbanza e Iria

Los Corrillos 2016 (Blanco) – Tentenublo Wines – D.O.Ca. Rioja

María de Cal Vall vino rancio 1927 (Rancio) – Celler Vall-Llach – D.O.Ca. Priorat

Niño Perdido. Madre nº3 (Casa Valero) (Rancio) – La Calandria. Pura Garnacha – Vino de mesa

Sierra Cantabria CVC (2008-2009-2010) (Tinto) – Viñedos Sierra Cantabria – D.O.Ca. Rioja

Toda la información sobre estos seis nominados 2019 se irá publicando en las próximas semanas en la página web de Guía Peñín: www.guiapenin.wine.

Como en años anteriores, el ganador se dará a conocer durante la celebración del XIX Salón de los Mejores Vinos de España, el mayor encuentro de vino español de calidad y evento de referencia a nivel nacional e internacional, que tendrá lugar los días 29 y 30 de octubre en el Pabellón 14 de Ifema (Madrid).

 

Fotos

Vídeos