Toni Cantó: «Para un artista, significarse políticamente tiene un precio»

Toni Cantó. /Efe
Toni Cantó. / Efe

El actor y diputado de Ciudadanos sube de nuevo a las tablas con 'Linda Vista', una obra de teatro en la que también participan Ruth Gabriel y Almudena Cid

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Entre el escenario y el Congreso se mueve a toda prisa Toni Cantó (Valencia, 1965). En enero, cuando la actividad parlamentaria para, el actor y político aprovecha para dedicarse a su profesión. «Ante todo en la vida, soy un hombre de teatro», asegura Cantó, que estrena en el Teatro Valle-Inclán la obra 'Linda Vista', una reflexión sobre la crisis que sobreviene al cumplir los 50, «cuando muchos hombres se compran un coche nuevo y buscan una mujer que no les plantee grandes desafíos».

Dirigido por José Pascual, el montaje gira alrededor de Toni Cantó, que aprovecha estas oportunidades artísticas para abandonar, siquiera por unas horas, su traje de diputado por Ciudadanos. «Es legal compaginar ambas actividades», aclara, «pero por cuestiones de tiempo, ya no puedo hacer cine o televisión, así que me centro en el teatro». Hace dos años interpretó en Mérida 'Aquiles', donde conoció a Pascual.

Dice Cantó que en estos momentos, su vida es agitada. «Durante los ensayos de esta obra me ha tocado venir de interrogar a la vicepresidenta, o de participar en la comisión contra la corrupción, y rápidamente meterme en el papel», cuenta. Desde su doble perspectiva, la tribuna del Congreso y las tablas, Cantó percibe que su trabajo político le está cerrando puertas a su labor artística. «Cada vez tengo más lugares que están vedados para mí, empezando por Cataluña, donde ya no se puede actuar en español», denuncia. «Significarse políticamente es algo bueno, pero para los artistas, tiene un alto precio y eso es una vergüenza», continúa.

«Soy mejor actor desde que hago política», asevera Cantó, que ahora se perfila como candidato de Ciudadanos a las elecciones de la Comunidad Valenciana. «El teatro, a través de la mentira, quiere provocar la verdad. Pero en el Congreso se oculta la verdad durante todo el tiempo, hay sobreactuación y la sobreactuación significa siempre un desprecio a los espectadores. La política es una forma genial de ver la estrechez del ser humano«, constata.

Junto a él, participan en la obra los actores Ylenia Baglietto, Emilio Buale, Alfonso Delgado, Ruth Gabriel, Nuria Herrero y Almudena Cid. La exgimnasta vitoriana, que desde que abandonó el deporte ha enfocado su vida hacia la interpretación y los libros (es una de las escritoras más exitosas de literatura infantil en España), confiesa que la transición entre su retirada del deporte y sus nuevas actividades «fue complicada». «Pero en la interpretación he encontrado la posibilidad de cumplir mis nuevos sueños. En la gimnasia, donde siempre era la más veterana, sentía que siempre querían retirarme y me presionaban por la edad. En el teatro, en cambio, veo que las arrugas suman», apunta Cid, que tiene 38 años, pero interpreta a una joven de 25. «Siempre he salido sola a competir. Sentirme arropado dentro de un reparto me encanta», culmina.

 

Fotos

Vídeos