20 años de teatro en las calles de Valladolid desde los ojos de una niña

Presentación de la 20 Edición del TAC en la Casa de Cultura Revilla. /Henar Sastre
Presentación de la 20 Edición del TAC en la Casa de Cultura Revilla. / Henar Sastre

David Moreno y Cristina Calleja inauguran este viernes el TAC con el espectáculo 'El Comediante (en Esencia)' que transformará la Plaza Mayor en escenario para la magia

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

No hay telón que subir. Cuando se esconda el sol y la luna comience a iluminar la noche de este viernes, la Plaza Mayor será un escenario lleno de rampas, de hierros y plataformas presididos por un piano colgado verticalmente. Allí transcurrirá 'El Comediante (en Esencia)', un espectáculo creado para celebrar los 20 años del Festival de Teatro y Artes de Calle de Valladolid. David Moreno y Cristina Calleja son los artífices de este montaje disciplinar que suma su equipo de Barcelona y otro de Valladolid; 30 personas ante el público y otras 30 detrás.

David es compositor y considera que «la música es el arte que llega más directamente al corazón», por eso la partitura es el guion en torno al que se han desarrollado el lenguaje gestual, la danza, el circo, el videomaping que conjuntamente contarán la historia de una niña del TAC que, como Cristina, crece viendo teatro en la calle hasta llegar a ser ella misma uno de los comediantes que lo hace. «Es un homenaje al comediante de Valladolid y los del mundo, titiriteros, cirqueros, músicos, actores, bailarines...», explica David. El TAC es para ambos directores una cita importante en sus vidas. Aquí Cristina debutó con La Ventanita, algunos de cuyos miembros actúan ahora en este montaje, «soy una actriz TAC, mis ojos han creciendo viéndolo. Aquí nos conocimos David y yo hace 19 años también».

Su montaje, que transcurre en la noche «porque es cuando te puedes sentir muy solo o muy acompañado, la oscuridad nos hace ver magia y el diseño de luces es espectacular. También la noche transforma la percepción del espacio«. Precisamente esa percepción de la ciudad, esa transformación del lugar u de la mirada del espectador es el 'leit-motiv' de esta obra que dura 40 minutos.

David Moreno y Cristina Calleja concibieron el proyecto Esencia en 2014 cuando les encargaron el espectáculo inaugural del Año Greco en Toledo, a partir de ahí han ido creando otros montajes «siempre a medida de lo que se quiere celebrar. Es un trabajo de muchos meses de documentación y creación, que este caso ha sido más fácil pues ambos conocíamos bien el TAC», argumenta Calleja. Esta compañía además es finalista de los premios MAX que se entregan el próximo lunes en el Teatro Calderón de Valladolid con su espectáculo 'Flotados', que presentan en el TAC los días 23, 24 y 25 en San Pablo. «Ojalá consigamos la 'manzana' (el premio), pero lo que más queremos es trabajar, lograr muchos bolos», sentencia Cristina.