Bárbara Lennie, la vulnerabilidad inteligente

Bárbara Lennie./
Bárbara Lennie.

La actriz madrileña aspira a su segundo premio Goya por 'María (y los demás)' mientras triunfa en las salas de cine con 'Contratiempo'

MIGUEL LORENCIMadrid

En 2014, Bárbara Lennie vivía un año mágico tras hacerse con el Goya a la mejor actriz por su papel en 'Magical Girl'. Optaba además en esa edición al premio a la mejor actriz de reparto por su papel de Eva en 'El Niño', de Carlos Monzón. Una doble candidatura y un premio de altura que hizo que esta actriz madrileña de ascendencia argentina viera subir su cotización como la espuma, tras muchos papeles secundarios en cine y televisión y crecer en exigentes producciones teatrales. Ahora aspira a su segundo premio Goya por 'María (y los demás)' mientras que triunfa en las salas de cine con 'Contratiempo', donde comparte cartel con Mario Casas, Ana Wagener y José Coronado.

Pero Lennie no es ni mucho menos una extraña en la lista de aspirantes a los premios grandes del cine español. Su primera nominación a los Goya fue hace casi un década, como mejor actriz revelación por su papel en Obaba de Montxo Armedáriz. Tenía 21 años y todos los desafíos por delante.

Aún gateaba Barbara Lennie cuando su familia se trasladó a Buenos Aires. En la capital argentina trascurrió su infancia, hasta que con seis años la familia cruza de nuevo el Atlántico de regreso a España. Su vocación le lleva a matricularse en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, donde se licenciaría en interpretación. Pero sabía lo que era un plató y un rodaje mucho antes, ya que con solo quince años debutaba en el cine con Más pena que gloria, a las órdenes de Victor García León. Desde entonces el riesgo es su compañero de viaje.

Apenas rebasados los treinta años suma más de una quincena de películas, media docena de piezas teatrales y otras tantas apariciones en series de televisión. Trabajos merecedores de un puñado de premios, incluido el Max de teatro o el de de la Unión de Actores.

Su talento y su magnetismo no pasan desapercibidos para jóvenes y veteranos realizadores. Montxo Armendáriz le ofreció el papel de Lourdes en Obaba y aprovechó la oportunidad. Emilio Martínez Lázaro le confió en 2007 el de Dionisia en Las trece Rosas y a partir de entonces encadenó películas como La bicicleta, de Sigfrid Monleón (2007); Mujeres en el parque, de Felipe Vega, (2007); Todos los días son tuyos, de José Luis Gutiérrez Arias (2008); Los condenados, de Isaki Lacuesta (2009) o Todas las canciones hablan de mí, de Jonás Trueba (2010).

Pedro Almodóvar le dio el papel de Cristina en La piel que habito (2011) y Lennie completa su filmografía con Dictado, de Antonio Chavarrías, (2012) y Miel de naranjas, de Imanol Uribe (2012). En 2014 rodó tres películas: Stella Cadente de Luis Miñarro y las dos candidatas al Goya: El Niño, un bombazo en taquilla y Magical girl, una revolución que ganó la Concha de oro en San Sebastián.

El teatro es un faro, me guía y es donde más he crecido en estos años dice la actriz, que debutó en las tablas con Trío en Mi bemol (2008). Puso el listón escénico muy alto afrontando desafíos como La función por hacer (2010-2013), -premio a la mejor actriz revelación de la Unión de Actores-, Veraneantes -mejor protagonista en los Max-, Las criadas de Jean Genet, Breve ejercicio para sobrevivir o Misántropo de Miguel del Arco, que sostiene ahora con la compañía Kamikaze.

La tele ratificó su éxito en el cine y el teatro. Tras una aparición fugaz en un par de capítulos de la serie Águila Roja fue reclutada para dar vida a Rosa Fernández, ambiciosa aspirante a actriz, en la quinta temporada de Amar en tiempos revueltos. TVE la incorporaría luego al elenco de 'Isabel', la exitosa serie histórica en la que interpreta a Juana de Portugal, mientras que para Antena 3 rodó 'El incidente'.

 

Fotos

Vídeos