Un festival rock en el templo de la música clásica de Valladolid

Emad Kahn, Pelayo y Teresa Antoraz. /Henar Sastre
Emad Kahn, Pelayo y Teresa Antoraz. / Henar Sastre

Seis bandas vallisoletanas se sucederán este sábado en el escenario de la sala experimental del auditorio Miguel Delibes

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Los organizadores son asiduos de la sala sinfónica del Miguel Delibes, de los conciertos de la Orquesta de Castilla y León. En un descanso, en ese mismo auditorio esbozaron el Festival de Rock&Roll Valladolid para la tarde-noche de este sábado. Seis bandas locales desde las 18:00 hasta las 24:00 pasarán por el escenario de la sala experimental del Miguel Delibes.

Emad Kahn es contrabajo de la OSCyL, Pelayo Antoraz, bajo en un par de grupos, y Teresa Antoraz, una filóloga que se estrena en la gestión cultural. Los tres conforman el alma de este festival que nace de la necesidad de abrir hueco a la música local, porque «apenas hay sitios donde tocar en Valladolid», dice Emad, que vino de Los Ángeles a la Sinfónica regional y cuyas raíces musicales beben del jazz y del rock.

Emad cambia el contrabajo por el micro en The Dead Friends, banda en la que también toca Pelayo. «Llevamos años juntos, pero en público solo hemos tocado tres veces», dice Kahn, letrista demás de vocalista que a veces no se reconoce a sí mismo en el escenario. «Le sale la vena punk», dicen sus amigos quienes subrayan la influencia del 'hard-core' angelino que aporta el californiano. «Es una pena que una sala con tan buenas condiciones acústicas no se abra al rock local. Por otra parte, los grupos no tienen dónde tocar», apunta Pelayo.

La noche comenzará con Indieversos, un grupo de Medina del Campo que «se mueve en el pop indie». Pelajus, también medinense y la otra banda de Pelayo, «es rock&roll en castellano con influencias de los sesenta, setenta y ochenta». Fraccion DDP, grupo leonés de la Movida, vive su segunda vida reorganizada en torno a su líder, Fran Zin. Frieda's still in Love es la banda de trayectoria más continuada de la noche. Con doce años sobre el escenario y tres discos, su propuesta es de rock instrumental de «fuerte densidad sonora y acompañado por proyección de imágenes». Y por último Abstract Artimus, un grupo ocasional creado para las visitas a España del músico neoyorquino Artimus. Buena parte de estas bandas están relacionadas con el extinto festival Medina Sonora, que, sin embargo, se mantiene como asociación. Alberto Arranz, su alma, sigue activo en varios grupos.

Por su parte, Malandro Club, el trío formado por Gorka Hermosa (acordeón) Alberto Vaquero (contrabajo) y Javier Mayor (trompeta), actúa el sábado en el Patio Corsario. Los profesores del Conservatorio de Cantabria suman música tradicional, jazz, tango y creación contemporánea. En la Casa Museo de Cervantes, a partir de las 21:00 h. del sábado sonará la voz de Marina Lledó acompañada del contrabajo de Reinier Elizarde, 'El Negrón'. Esta es una versión reducida del Marina Lledó Quintet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos