Ensayo para una Transición

Juan Fernández-Miranda y Jesús García Calero reconstruyen la conjura de la Casa Real contra la dictadura en el libro 'Don Juan contra Franco'

Samuel Regueira
SAMUEL REGUEIRAValladolid

Cuando en 2016 llega a la redacción de ABC una serie de papeles del servicio de espionaje (por parte de una fuente que insiste en permanecer en el anonimato) que acreditaban una serie de maniobras de la Casa Real a pocos años de finalizada la Guerra Civil para reinstaurar una monarquía en lugar de la dictadura, el periódico hiló una serie de reportajes que enfrentaba a estas dos emblemáticas personalidades de nuestra historia reciente; el conde de Barcelona, don Juan de Borbón por un lado, y el dictador Francisco Franco por otro. Ahora los periodistas Juan Fernández-Miranda y Jesùs García Calero amplían aquellas informaciones en el libro 'Don Juan contra Franco', una reconstrucción casi novelada de aquellos años (en la línea de otras aproximaciones borbónicas, si bien antitéticas, como 'Juan Carlos I. La biografía sin silencios' de Rebeca Quintáns) en la que los autores vienen a querer demostrar que aquella conspiración contra el tirano fue una suerte de ensayo para una Transición, una tentativa de restauración de monarquías basadas en el parlamentarismo y modelos británicos que concilió, por vez primera, ideologías políticas opuestas para un fin más elevado: traer el modelo democrático a España.

«Muchos habían hecho la guerra del lado de Franco pero no para poner a un dictador, sino porque sentían que al anterior régimen se le iba de las manos el poder institucional», explica García Calero, quien aunque evidencia que también existían grietas en el bando de los golpistas sublevados, al contrario de lo que se ha inculcado tradicionalmente, «estas solo se agudizaron después de la guerra, al contrario que en el bando republicano, que fueron prácticamente desde el comienzo». Hace notar a su vez el periodista y coautor de esta obra numerosos episodios de represión que el franquismo también comete contra destacadas personalidades conservadoras de la época, en unos años donde tampoco se viera del todo exento el propio ABC, afín en el anticomunismo pero con notable querencia hacia aquel monárquico que aspiraba también al poder: «Sin resultar ideal en el sentido democrático, Franco fue una persona de gran astucia: va aprendiendo a detentar el poder, hace equilibrios, sabe enfrentar a la Falange contra los monárquicos»...

Parece 'Don Juan contra Franco' la historia de una derrota, pero para García Calero el verdadero triunfador fue, al final, el conde de Barcelona: «Termina encontrando algo que funcionará después: una reconstrucción de las bases de la democracia donde a lo irreconciliable solo puede conjuntarlo una fuerza como la monarquía».