Carlos F. Heredero y Antonio Santamarina abren el Curso de Cine

Carlos Heredero y Antonio Santamaría./Ramón Gómez
Carlos Heredero y Antonio Santamaría. / Ramón Gómez

El recurrente tándem desgrana, en la Universidad de Valladolid, las claves de la comedia desatada de los años 30

Samuel Regueira
SAMUEL REGUEIRAValladolid

Fue en torno a los años treinta y hasta mediados de los 40 cuando, en plena Depresión americana, código Hays de buenas prácticas y películas de humor trufadas de romanticismo tradicional, cuando Hollywood dio a la luz a un nuevo tipo de comedia: más desatada, más arriesgada, más física y más mordaz. Con comentarios sobre las diferencias de clase o la guerra de los sexos. El género hoy clásico, la 'screwball comedy', ha sido uno de los que mejor ha resistido el paso del tiempo de entre los creados en el séptimo arte clásico, y en torno a él vertebraron la primera ponencia del 56º Curso de Cine de la Universidad de Valladolid los historiadores y críticos Carlos Fernández Heredero y Antonio Santamarina, habitual tándem ya encargado de abrir la serie de ponencias de esta iniciativa de la Universidad.

Con el sonoro ya asentado desde hacía unos pocos años, «el contexto de la Gran Depresión y el Código Hays obligó a los directores a afinar mucho más, a hablar con metáforas y a desarrollar fuentes de inventivas y gags», explicó Heredero en declaraciones previas a esta clase; en una serie de características inconfundibles que conforman este reconocible género. Alocado, gamberro y disparatado, este cine marida «componentes del 'slapstick' mudo con elementos propios de la comedia sofisticada».

Entre los temas destacan, por encima de todos, la guerra de los sexos manifestada entre hombres torpes a manos de mujeres fuertes, traviesas y con las ideas mucho más claras que ellos (Katherine Hepburn a la cabeza de las referencias), mientras que muchos de los grandes directores de la época desarrollaron, también aquí, varios de sus trabajos más conseguidos: George Cukor con 'La gran aventura de Silvia' o 'Vivir para gozar', Frank Capra con 'Sucedió una noche', Howard Hawks con 'Luna nueva' y 'La fiera de mi niña'...

Estas películas y otras como 'Un ladrón en la alcoba', 'La octava mujer de Barba Azul', 'Medianoche', 'Un ladrón en la alcoba' o 'La pícara puritana' fueron algunas de las abordadas por los críticos, que identifican con la llegada de los años cincuenta el fin del género que popularizaron Cary Grant, Claudette Colbert, Clark Gable, Rosalind Russell, Gary Cooper o Jean Arthur entre muchas otras estrellas: «De alguna manera la presión censora del Hays se afloja en parte y cambian los referentes sociales, el trasfondo de la crisis económica propicia que se pase a otras formas de comedia más adulta, menos infantil y gamberra como estas películas, que pierden un poco ese grano de locura». Llegará así otra forma de concebir el humor, más «colorista y sofisticada», en palabras de Heredero, con los trabajos de Blake Edwards y Stanley Donen, si bien la herencia traviesa pervivirá en posteriores obras de Jerry Lewis o Frank Tashlin.

Diferencias de clase

Los contrastes que se remarcaban en esta película no solo evidenciaban las diferencias entre hombres y mujeres, también resaltaban los contrastes entre los millonarios de la Quinta Avenida y los personajes de extracción más humilde: «La screwball se podía permitir el lujo de ser políticamente incorrecta, todo lo posible en un Hollywood rígido y atado bajo su propio código de censura», apunta el crítico. Heredero también observa rasgos de convivencia entre personajes de conductas bien diferenciadas como metáfora de la coexistencia de ambos géneros: la comedia formal y romántica en la línea de 'Tú y yo' y la excéntrica y destrozona 'screwball', que se pueden ver en las parejas de hermanas que protagonizan filmes como 'Al servicio de las damas' o 'Vivir para gozar'.

A lo largo de esta semana, el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho acoge a las 19.30 horas una selección de películas 'screwball' que se pueden ir a ver gratuitamente hasta completar el aforo del recinto. Tras la proyección del lunes 5 de la multioscarizada 'Sucedió una noche', el martes se exhibirá 'La pícara puritana', y el resto de la semana se completará con los pases de 'La fiera de mi niña' (miércoles), 'La octava mujer de Barba Azul' (jueves) y 'Un marido rico' (viernes).