Azucena de la Fuente: «Leer a José Zorrilla me abrió las ganas de escribir poesía»

Azucena de la Fuente, ayer, en la Casa de Zorrilla. /Rodrigo Jiménez
Azucena de la Fuente, ayer, en la Casa de Zorrilla. / Rodrigo Jiménez

La actriz presentó ayer en un recital en la Casa de Zorrilla varios de sus poemas, reunidos bajo el título 'Gran recesión'

JESÚS BOMBÍNValladolid

Desde su paso en la adolescencia por las aulas de las Carmelitas de la plaza de Santa Cruz Azucena de la Fuente le tiene apego a plasmar sus sentimientos en tinta sobre un papel. Aunque su trayectoria profesional ha estado absorbida por la interpretación en cine, teatro y televisión, la actriz nacida en la localidad segoviana de Cozuelos de Fuentidueña y afincada en Valladolid asegura que en la poesía ha hallado una «conexión especial con el mundo». Ayer protagonizó el recital titulado 'Zorrilla me dio la fuerza de la poesía desde el corazón', en un acto en la Casa de Zorrilla en el que estuvo acompañada por Carlos Aganzo y Ramón García Domínguez.

En la sesión lírica leyó varios poemas agrupados bajo el título 'Gran recesión', una parte de cuyos textos están inspirados en el filme 'Capitán Drako', estrenado en 2010 y del que es productora, directora e intérprete. «El poemario no está aún publicado, pero el recital de ayer es un primer paso para dar a conocer una poesía que hasta ahora he dado a leer solo a personas muy cercanas», cuenta Azucena de la Fuente.

Los efectos del desamor, la amalgama de sentimientos personales negativos provocados en el contexto de la crisis económica en España y en el mundo, la aceptación de todo ello y el proceso de transformación en sentimientos de vitalidad y serenidad personal guían la escritura de unos poemas «muy vinculados a la memoria y al viaje de un cambio espiritual». Rememora también cómo la lectura de los textos de José Zorrilla le abrió «las ganas de escribir poesía». El recital lo dedicó a su padre, Heliodoro de la Fuente, impulsor del Museo de Aperos del Ayer, fallecido en 2014. «En su día escribí un poema con motivo de un homenaje que le hicieron en la Santa Espina y aquellos versos fueron un modo de revivir su alegría y su carácter emprendedor».