El legado de los ingenieros romanos, en el Museo de la Ciencia

Maquetas del acueducto de Segovia y de una grúa movida con una rueda de pisar./Óscar Blanco
Maquetas del acueducto de Segovia y de una grúa movida con una rueda de pisar. / Óscar Blanco

'Artifex' muestra los hitos de las obras públicas y la arquitectura imperial latina hasta el 24 de noviembre

SILVIA SANZValladolid

Dos grandes columnas acompañadas de un texto en latín del arquitecto, escritor e ingeniero romano Marco Vitruvio Polión dan la bienvenida a una nueva exposición temporal del Museo de la Ciencia de Valladolid. 'Artifex. Ingeniería romana en España' permanecerá en la sala L/90º hasta el 24 de noviembre con el fin de acercar el inmenso legado técnico del mundo romano que está presente en la tecnología actual. El acceso es gratuito.

La huella cultural y su impulso innovador son los ejes que vertebran la exposición comisariada por el Ministerio de Fomento y la Fundación Juanelo Turiano. La muestra pretende dar a conocer la herencia romana desde una perspectiva histórica y «valorizar la innovación en el mundo de la ingeniería civil» y así «despertar la inquietud por la creatividad en la resolución de problemas de la actualidad», según apuntó el responsable de la exposición, Ángel González Santos.

Las cinco áreas muestran diferentes obras de la ingeniería romana en Hispania

La muestra se divide en cinco áreas temáticas que, a través de varios paneles con texto e imagen, maquetas de la colección del Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas (CEHOPU) y objetos ilustrativos, muestran grandes obras de la ingeniería romana en Hispania, además de varias innovaciones y avances desarrollados en la época romana en campos como la minería o la metalurgia. Las diferentes fases del proceso de fundición a la cera perdida, la maqueta de una grúa movida por una rueda de pisar o una réplica exacta de una bomba de Ctesibio, conservada en el Museo Arqueológico Nacional, forman parte de los objetos que los visitantes podrán contemplar y, así, conocer cómo la ingeniería romana contribuye a resolver problemas actuales.

La primera parte de la muestra, denominada 'Construcción: materiales y maquinarias', explica las principales técnicas empleadas por los constructores romanos además de varios ejemplos de los artefactos utilizados en las obras públicas; desde sencillos tornos y cabrestantes hasta complejas y grandes grúas movidas por ruedas de pisar. A continuación, el área 'Técnicas y artes industriales' enseña la importancia de las industrias de salazones, los procesos de la fabricación del vidrio y la transformación de productos agrícolas entre otras.

Busto realizado con la técnica de fundición de bronce.
Busto realizado con la técnica de fundición de bronce. / ::O.B.

'Minería y metalurgia' es una de los apartados más llamativos de la exposición, centrándose en las principales explotaciones de minerales metálicos de la Península Ibérica y de los procedimientos para la obtención y elaboración de los metales. Las técnicas de fundición de bronce a la cera perdida son un buen ejemplo de cómo se hacían estatuas, que después se han utilizado para la construcción de instrumentos y máquinas. El cuarto área, 'Comunicaciones', se centra en la construcción de infraestructuras para el transporte marítimo y terrestre con las que conseguir un contacto eficaz. Calzadas, puentes y puertos hicieron posible la expansión de Roma en campos como el militar, el comercial o el cultural. Especial importancia adquieren el puente de Mérida o la Torre de Hércules en La Coruña.

Para finalizar, la exposición trata sobre 'La ciudad y su equipamiento', área que se centra en el abastecimiento de agua con los sistemas de distribución y las obras de saneamiento urbano. El principal ejemplo correspondiente a este área es el acueducto de Segovia, una de las obras más célebres de la ingeniería romana en España.