La Fundación Joaquín Díaz cuelga en Wikimedia 21.371 archivos sonoros

Joaquín Díaz, junto a Jorge Galván y Miguel García, de Wikimedia. /
Joaquín Díaz, junto a Jorge Galván y Miguel García, de Wikimedia.

Han sido recopilados en 565 municipios españoles desde 1955 y el 93% de los documentos proceden de Castilla y León

JESÚS BOMBÍNvalladolid

Un total de 21.371 archivos sonoros recopilados entre 1955 y 2010 en 565 municipios de 26 provincias y once regiones españolas están disponibles de forma gratuita en Internet gracias a un convenio de colaboración que la Fundación Joaquín Díaz ha establecido con la plataforma Wikimedia España.

El etnógrafo Joaquín Díaz señaló que esta iniciativa se completa con otros proyectos ya en marcha con los que el archivo de la Fundación «se convierte en algo más que un contenedor de datos para constituirse como una fuente interactiva; este proyecto está dirigido sobre todo a la gente que no va a venir nunca hasta Urueña y podrá acceder a nuestros fondos».

La digitalización de los 21.371 archivos sonoros seleccionados de los más de 40.000 que atesora la Fundación Joaquín Díaz ha supuesto un año de trabajo desarrollado por un equipo de Wikimedia formado por Miguel García y Jorge Galván, y en él han colaborado Carlos A. Porro y Luis Vicent, responsables de la fonoteca y de Internet de la Fundación Joaquín Díaz. Esta iniciativa con Wikimedia se suma a otras de divulgación a través de la Biblioteca Digital de Castilla y León y de una nueva aplicación de la Fundación.

La mayoría de los archivos sonoros proceden de Castilla y León y las provincias que más grabaciones aportan son Valladolid (7.757) y Palencia (4.515), mientras que León es la provincia que tiene un mayor número de pueblos distintos en los que se realizó al menos una grabación (120 localidades).

A su vez, son más de 250 las personas que han recopilado las grabaciones de jotas, coplas de ciego, canciones de ronda y villancicos, cuentos, adivinanzas, chistes, poesías, oraciones, rogativas, lazos de paloeto y romances, entre más de 300 géneros que componen la memoria de un mundo rural en muchos casos ya desaparecido.

Sin embargo, no más de 25 recopiladores aglutinan la práctica totalidad de las grabaciones. El etnógrafo Carlos Antonio Porro es el más prolífico, con 6.358 grabaciones. Le siguen el propio Joaquín Díaz (4.119), Antonio Sánchez del Barrio (1.770) y Modesto Martín Cebrián (1.611).

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, señaló que «esta iniciativa contribuye a divulgar a través de Internet nuestra cultura, haciéndola más universal al facilitar a millones de personas el acceso de forma rápida y sencilla a un material de valor incalculable, a nuestra música tradicional, transmitida de generación en generación y que ha venido evolucionando desde hace siglos manteniendo un estilo y una forma particulares».

 

Fotos

Vídeos