El presidente Mañueco no busca piso en Valladolid

Edificio de la Acera de Recoletos (Valladolid) donde el presidente de la Junta tiene una residencia. /A. Mingueza
Edificio de la Acera de Recoletos (Valladolid) donde el presidente de la Junta tiene una residencia. / A. Mingueza

Mantendrá su domicilio en Salamanca aunque utilizará «ocasionalmente» el piso de la Acera de Recoletos reservado por la Junta para el jefe del Ejecutivo autonómico

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, continuará con su residencia habitual en Salamanca aunque «ocasional y puntualmente» utilizará la vivienda de la Junta reservada para el jefe del Ejecutivo autonómico en el Paseo de Recoletos de Valladolid. «El presidente no está buscando casa, no es algo urgente», zanjaron desde la Presidencia.

Mientras otros cargos se plantean un cambio de ubicación en función de sus nuevas responsabilidades, como ocurre con el presidente de las Cortes, Luis Fuentes (Ciudadanos) que piensa en reamueblar y aprovechar el apartamento privado existente en el edifico del Parlamento autonómico que no se utiliza con fines residenciales desde la inauguración de la sede en 2007, Mañueco no piensa en mudarse, según insiste el entorno del presidente. Sin embargo, fuentes próximas al sector inmobiliario apuntaron que el piso de Recoletos, en el edificio número 4, con privilegiadas vistas al Campo Grande, está muy obsoleto y precisaría de una importante reforma, pues no reúne unas condiciones de habitabilidad adaptadas a las necesidades actuales, de manera que desde la Junta se estarían estudiando otras alternativas.

La decisión de Fuentes de mudarse «uno o dos días en semana que salgo más tarde de las nueve de la noche» al apartamento de las Cortes ha cosechado las primeras críticas en boca del alcalde de Valladolid. Óscar Puente conocía ya desde el pasado lunes la intención del presidente de las Cortes. «Es aberrante que tenga una vivienda a su disposición en sede parlamentaria», opinó el regidor socialista, «cabreado» porque, explicó, su sueldo es «cuestionado constantemente» y después «nadie monta ningún número» con decisiones como esta. «Él tenía en Parquesol un piso alquilado desde el que se puede desplazar andando a las Cortes. No hay ninguna necesidad de utilizar los recursos públicos del Estado», insistió el alcalde, convencido de que esto «daña a la política».

Acto seguido, Puente criticó las «mañas» de los nuevos partidos como Ciudadanos (Cs), formación a la que definió como un «refugio de arribistas que vienen a pillar cacho descaradamente» y que hacen un «flaquísimo favor a la Democracia». En este sentido, ve lógico que a los procuradores se les habilite una cantidad económica para que puedan desempeñar su trabajo, pero cree innecesario que se utilice una vivienda en la misma sede parlamentaria. «Ningún presidente de los que le han precedido han utilizado la vivienda. Parece que había vergüenza torera y ni se sabía de su existencia», volvió a incidir para remarcar que esto le «cabrea profundamente».

Puente pidió finalmente que Luis Fuentes haga pública su agenda de actividad diaria para ver «a qué se dedica y en qué trabaja», similar a la que publican los concejales de su equipo de gobierno, porque «me gustaría saber en qué trabaja el presidente de las Cortes».

Indemnización

La retribución del presidente de las Cortes es de 73.211 euros al año. Luis Fuentes cobra además, al igual que el resto de los integrantes de la Mesa de las Cortes, 1.800 euros al mes en concepto de indemnización por gastos, una cuantía que está exenta del pago del IRPF. Además dispone de coche oficial y chófer. El nuevo ocupante de la institución regional, que tiene previsto completar el traslado al apartamento de las Cortes, de unos 60 metros cuadrados, dependencias que están encima justo de su despacho oficial, indicó que la idea es utilizar ese espacio los días que se queda en Valladolid trabajando, pero mantendrá su casa en Salamanca.