Las familias a las que se les haya denegado la ayuda al comedor tienen diez días para alegar

El año pasado 34.800 escolares acudieron a los 468 comedores de los colegios públicos de infantil y primaria de Castilla y León. /A. de Torre
El año pasado 34.800 escolares acudieron a los 468 comedores de los colegios públicos de infantil y primaria de Castilla y León. / A. de Torre

El menú en una escuela pública de Castilla y León, que oscila entre los 3,68 y los 4,50 euros, puede salir gratis o tener un descuento de hasta el 75%

Berta Muñoz Castro
BERTA MUÑOZ CASTRO

Un informe de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa) revela que el menú del comedor escolar puede costar casi el doble dependiendo de la comunidad de residencia. Así, las familias que viven en Baleares tienen que abonar 6,50 euros por el menú, casi el doble de lo que pagan las que residen en Asturias, donde comer un día en la escuela cuesta 3,50. Los castellanos y leoneses estamos dentro de la media con unos precios que se revisarán, previsiblemente, a finales de este mes de octubre y que oscilan entre los 3,68 y los 4,50 euros.

Y es que la tarifa de los menús de los colegios públicos de Castilla y León, a diferencia de otras regiones, no es fija y depende de dos cuestiones: la frecuencia con la que el escolar acude al comedor y la empresa que presta el servicio en la escuela. En la región hay cinco concesionarias (Aramark, Igmo, Serunion, Grupo de Celis y Clece) con tarifas «que varían en unos céntimos» y, además, se da la opción de acudir a diario al comedor o elegir días alternos en los que la comida sale más cara.

Así, por ejemplo, un niño segoviano que vaya los 22 días lectivos de octubre a un colegio cuyo comedor esté gestionado por Serunion tendrá que pagar 84,7 euros (3,85 al día) y un escolar vallisoletano, donde la concesión es de Aramark, pagaría 80,96 euros, a razon de 3,68 al día. Eso, si no ha sido beneficiario de alguna de las ayudas que ofrece la Junta de Castilla y León y que pueden suponer la gratuidad del servicio o un ahorro en la factura del 50% o el 75% .

Si ha solicitado esta subvención, ya está disponible en los tablones de los centros escolares y en la web la propuesta de resolución para este curso 2018/2019 donde se informa del porcentaje de ayuda aprobada, si la solicitud hubiera resultado propuesta para desestimar o si estuviera incompleta. Ojo, que solo hay diez días para presentar alegaciones y aportar la documentación necesaria.

Menús especiales

En Castilla y León los padres pueden solicitar el uso esporádico del comedor escolar, una modificación dietética durante unos días -dietas blandas- y la anulación del servicio de comedor escolar en los días previos e incluso el mismo día hasta las 9:30 horas. También pueden solicitar para sus hijos menús especiales de regímenes dietéticos, que bajo prescripción facultativa necesiten con una semana de anticipación.

El pasado año, 34.800 escolares acudieron los 468 comedores de los colegios públicos de infantil y primaria de Castilla y León. Siete de cada diez consiguieron ayuda de la Administración regional, que establece que la comida debe ser gratis, además de para todos los alumnos transportados, para aquellos con una discapacidad igual o superior al 33%, para víctimas de violencia de género o de terrorismo, para pequeños de familias numerosas de categoría especial, para escolares que se encuentren en acogimiento familiar y para los menores pertenecientes a familias donde la suma de los ingresos no superen los 15.039,18 euros.

Para poder optar a una ayuda del 75%, el umbral de renta no puede estar por encima de los 18.799 euros y para que te devuelvan el 50% del precio del menú, los ingresos de la unidad familiar no deben exceder los 22.558,77 euros. En este documento están todos los requisitos. Eche un vistazo antes de presentar sus alegaciones.