Herrera sale «satisfecho» de su reunión con Sánchez, excepto en la financiación autonómica

Juan Vicente Herrera y Pedro Sánchez, durante su encuentro./ Juan Lázaro-Ical
Juan Vicente Herrera y Pedro Sánchez, durante su encuentro. / Juan Lázaro-Ical

El presidente del gobierno achaca al «bloqueo político» nacional la imposibilidad de abordar la reforma para garantizar a las comunidades los recursos necesarios

Arturo Posada
ARTURO POSADAMadrid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha mostrado «satisfecho» tras la reunión de más de una hora y media que ha mantenido este martes en La Moncloa con Pedro Sánchez, su homólogo en el Gobierno central. La mayoría de las demandas de Herrera han sido acogidas positivamente por el jefe de Ejecutivo, pero Pedro Sánchez ha dejado claro que el asunto de la reforma actual modelo de financiación autonómica no tiene visos de aprobarse. Para Herrera, se trata de una «reforma imprescindible y absolutamente necesaria» para dotar a las comunidades de los recursos económicos suficientes en las competencias transferidas, pero la coyuntura política juega en contra de esta demanda. «El presidente ha sido claro y ha puesto de manifiesto cómo la actual situación de bloqueo en los asuntos de Estado no permite ser optimistas», ha señalado Juan Vicente Herrera. «En este sentido no estoy satisfecho de que el Gobierno no vea viable resolver un asunto imprescindible».

Herrera ha solicitado que, cuando se acometa esta reforma, en lo relativo a la sanidad se revisen los pesos de los grupos de edad y se cree un nuevo apartado para mayores de 85 años. «Junto a la sanidad, está la atención a la dependencia, un modelo que no se incorporó al sistema de financiación autonómica en 2009 y es necesario hacerlo. Además, hay que hacer efectivo el reparto de costes al 50% entre Estado y comunidades autónomas. El presidente ha sido franco y ha puesto de manifiesto cómo el momento actual no permite ser optimista», ha insistido.

Pedro Sánchez se ha mostrado más optimista, según ha explicado Herrera, en lo tocante al reto demográfico. El presidente de la Junta de Castilla y León ha mantenido una «defensa firme» sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC). «Nos importa mucho el futuro de la PAC. El presidente me ha confirmado que por parte de España hay urgencia y la necesidad de ir definiendo las perspectivas financieras antes de las próximas elecciones europeas. Hemos subrayado nuestras prioridades: que siga siendo una política europea común, que se mantengan los actuales fondos y que haya una partida para las áreas más despobladas».

Como estaba previsto, la transición energética también ha aparecido en la reunión bilateral entre Herrera y Sánchez, con buenas palabras del presidente del Gobierno sobre la necesidad de no castigar a las zonas que han basado su economía en el carbón. «Ha coincidido conmigo en que era importante que los gobiernos y administraciones, considerando los intereses generales, determináramos que la transición energética sea justa, responsable y que tenga en cuenta los costes. He visto cómo asentía cuando le he dicho que España no debe correr más que nadie. Hay que cumplir plazos, pero teniendo en cuenta una planificación, agotándolos. Yo he hecho hincapié en una parte que puede parecer utópica. ¿Por qué no vamos a ser capaces de que siga habiendo durante algunos años una actividad extractiva en algún grupo de alguna central térmica? Incluso le he dado pistas al Gobierno para apurar los plazos de la descarbonización».

Juan Vicente Herrera ha incidido en la necesidad de mejorar algunos aspectos del Estado del Bienestar. «Hay un problema en todas las comunidades autónomas, directamente vinculado al déficit de médicos en atención primaria. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud debe impulsar medidas para planificar un mayor número de profesionales sanitarios en las facultades de medicina. Además, he pedido al Gobierno que, en materia de educación, no renuncie a un pacto de Estado y que busque el parecer de las Comunidades Autónomas. Igualmente le he recordado que no tiene sentido que para acceder a la universidad en España tengamos 17 pruebas diferentes en un distrito universitario único».

En el capítulo de infraestructuras, Pedro Sánchez ha confirmado a Juan Vicente Herrera que en junio de 2019 finalizarán las obras de la Alta Velocidad a Burgos. «A comienzo de 2020 esa conexión podría ponerse en funcionamiento. Además, coincidiría con la previsión de tener concluida a finales de 2019 la conexión entre Madrid y Galicia a través de Medina del Campo y Zamora, una noticia importante también para Castilla y León». El presidente de la Junta ha bromeado con la idea de que el Ave a Burgos no se hubiese concretado antes. «En casa del Herrera, cuchillo de palo. Yo habría sido un usuario habitual de esa conexión porque mi casa familiar está en Burgos y mi oficina en Valladolid. Habría ido y venido, pero eso ya no se me va a realizar».

Sobre la autovía A-11, el presidente Sánchez ha dado el compromiso de que los cinco tramos en ejecución entre Soria y Aranda no vuelvan a paralizarse. «Esa conexión tiene carácter absolutamente urgente. De esta autovía hablaba yo en 2001 cuando llegué a la Junta y me voy a marchar en el año 2019 sin que esa autovía se haya finalizado».

Uno de los asuntos planteados por Herrera que más han interesado al presidente del Gobierno tiene que ver con las infraestructuras de comunicación. «Espero que podamos anunciar las próximas semanas un convenio de colaboración para completar el programa estatal de aulas conectadas. Este programa contempla la conexión a banda ancha ultrarrápida de 1.400 centros públicos en nuestras enseñanzas obligatorias. Aproximadamente 850 se encuentran en el medio rural. Existe una oportunidad de oro para hacer llegar esa banda ancha, además de a las escuelas, a otros puntos vitales de esos pequeños municipios, como centros de salud, ayuntamientos o empresas. Todo por un poco más de esfuerzo, que cuantificamos en 75 millones. Al presidente le ha gustado mucho la idea. Lo lógico sería que el Estado aportara 50 millones y la comunidad autónoma, 25», ha subrayado Herrera.

Juan Vicente Herrera ha defendido el valor de las comunidades autónomas, frente a las declaraciones del presidente nacional del PP, Pablo Casado, que apuesta por recentralizar algunas de las competencias transferidas. «Soy un perro viejo autonómico. Llevo 27 años en la política de Castilla y León y, aunque me tenga que ir con cierta desazón, no seré yo quien predique en mi partido político [PP] la recentralización. El modelo autonómico del 78 ha aportado cosas muy positivas para España. Fue una novedad democrática y ha resultado muy útil para España. Hay que protegerlo. Me parecen radicalmente injustas algunas invectivas. Espero que mi partido lo valore y lo mantenga. Otra cosa es que refuerce algunos elementos de cohesión».