Las familias piden cocinas propias para los comedores y no «comederos»

Comedor escolar en Medina del Campo. /Fran Jiménez
Comedor escolar en Medina del Campo. / Fran Jiménez

Aunque el 70% de los encuestados tienen a sus hijos en comedores «de línea fría», el 96% considera que la comida mejoraría si fuera preparada 'in situ'

El Norte
EL NORTEValladolid

Una encuesta realizada por la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de Centros Públicos de Castilla y León (Confapal) ha preguntado sobre los comedores a sus más de 2.800 asociados y ha apuntado que una holgada mayoría -el 90%- preferiría contar con cocinas propias en los comedores escolares, según informa Efe. Sólo el 3,8% apostaría por la distribución de comida preparada y el restante 6,4% no se posiciona al respecto.

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa) ha señalado que los alumnos deben tener una alimentación de calidad, donde primen los alimentos frescos, con más pescado y fruta y menos rebozados y productos lácteos. Su reivindicación es que se acabe con las «líneas frías» que sirven grandes empresas y convierten los comedores en «comederos».

Estas 'líneas frías' consisten en platos preparados y distribuidos por una empresa de catering y posteriormente recalentados en los centros, a veces días después de cocinarse. El 92% de los padres de Confapal ve con malos ojos este sistema y el 96% percibe que la comida sería de mejor calidad si se cocinara a diario, preparada en el centro o en dependencias cercanas al mismo.

El 70% los encuestados por Confapal son usuarios del comedor escolar y a su vez de esta cantidad de familias un 70% tienen implantado el sistema denominado de «línea fría» en los centros educativos de sus hijos, según ha explicado la asociación en un comunicado.

«El espacio de la cocina está desapareciendo de los colegios», ha alertado la secretaria de la Ceapa, María Capellán, también según Efe. Califica el servicio de «inadmisible» en algunos colegios y asegura que apenas media docena de cadenas se distribuyen todo el territorio español.

La presidenta de la Ceapa, Leticia Cardenal, ha criticado que «también se educa a la hora de comer» y la disparidad de precios entre comunidades autónomas. Confapal hacía frente común con unas declaraciones similares: «Ojalá a partir del próximo curso Castilla y León pueda presumir de tener unos comedores escolares que recuperen su valor educativo, que contribuyan a fomentar la Dieta Mediterránea y ayuden a sensibilizar a nuestros hijos e hijas como futuros consumidores», deseaban.

Por estos motivos, la confederación castellanoleonesa seguirá presionando a la Junta para que atienda sus propuestas y reconsidere su apuesta por la línea fría. Los padres quieren que se comprometa a que los centros de nueva construcción tengan cocina propia, así como a reabrir cocinas en desuso.

Producción y distribución responsables

La encuesta también planteaba la preferencia o no por primar productos de cercanía y ecológicos, con vistas a efectos positivos como la reactivación de la economía o un buen uso de recursos, más responsable con el medioambiente al abaratar el transporte, por ejemplo. Los resultados muestran un claro gusto por el consumo de productos ecológicos, con un 78% de la muestra; un 20% de encuestados a los que les da igual y un 2,1% que lo descartaría.

Sólo un 20% de las familias considera que el personal de los comedores está bien preparado para resolver conflictos, mientras que el doble opina lo contrario. El 70% estima que debería haber más profesionales cualificados que en la actualidad.