Castilla y León encabeza la pérdida de población en España durante 2017

Calle Mayor de Palencia. /Marta Moras
Calle Mayor de Palencia. / Marta Moras

La comunidad ha perdido desde el uno de enero de 2017 hasta el uno de enero de 2018 17.172 habitantes

El Norte
EL NORTEValladolid

Castilla y León contaba a fecha 1 de enero de 2018 con 2.418.694 habitantes, lo que supone 17.172 menos que en la misma fecha de 2017, con una merma porcentual del 0,7%, lo que sitúa a la comunidad a la cabeza autonómica en pérdida de población en términos absolutos y relativos. La población en España creció, por el contrario, en 132.263 habitantes, un 0,28% más, hasta un total de 46.659.302 residentes.

La Comunidad perdió habitantes sobre todo por el saldo vegetativo negativo (nacimientos menos defunciones) en 13.446 personas; así como por el saldo migratorio interior, con 5.878 habitantes a favor de otras autonomías, mientras que ganó población en el saldo migratorio con el extranjero, en concreto, 2.240 residentes.

Los datos publicados este lunes por el INE indican que siete autonomías sufrieron un retroceso poblacional, con Castilla y León como la más afectada, seguida por Extremadura (1.070.586) y Asturias (1.027.659), donde se redujo un 0,64%; Castilla-La Mancha (2.033.169), con una bajada del 0,38%; Galicia (2.703.290), que perdió el 0,25% de sus habitantes; Aragón (1.313.463), con un 0,2% menos; y Cantabria (581.403), con un descenso del 0,01%.

En términos absolutos, Castilla y León fue con diferencia la de mayor sangría, seguida la autonomía castellano manchega, con 7.771 habitantes menos; la extremeña, donde descendió en 6.920; la gallega, que perdió 6.838, y la asturiana, con 6.618 menos. Aragón también perdió 2.577 habitantes; y Cantabria, 73.

Por el contrario, en Baleares (1.166.603), creció un 1,36%; en Madrid (6.549.979), un 1,13%; en Canarias (2.177.155), un 1,03%; en Cataluña (7.488.207), un 0,63%; y en Navarra (643.864), un 0,55%, todas por encima de la media nacional.

Castilla y León perdió población de ambos sexos, aunque de manera más pronunciada en el caso de los hombres. Los datos del comienzo de 2018 indican que había 1.194.544 varones residentes y 1.224.151 mujeres, con un descenso en el caso de ellos, en 9.390 personas; y en el de ellas, en 7.782, con rebajas porcentuales del 0,8% y 0,6%, respectivamente. La Comunidad presenta claros síntomas de envejecimiento, ya que en el inicio de este año, se contabilizaban 602.982 habitantes con 65 o más años, es decir, el 24,9% de su población. Como dato curioso, 1.213 personas tenía 100 o más años.

Los datos difundidos este lunes evidencian que Castilla y León perdió habitantes por el desplome de la población nacional, frente a un aumento de la extranjera. En concreto, a 1 de enero de 2018, la autonomía castellana y leonesa sumaba 2.283.916 ciudadanos españoles, 19.106 menos que en el arranque de 2017; mientras que registró 134.778 extranjeros, 1.933 más que un año antes.

Saldos migratorios

El saldo migratorio interior hizo perder 5.878 habitantes a la Comunidad en favor de otros territorios de España, la segunda autonomías más afectada por este tránsito, por detrás solo de Andalucía, que tuvo una cifra negativa en 11.382 personas. En concreto, en ese intercambio de flujos la más beneficiada en detrimento de Castilla y León fue Madrid, con un saldo a su favor de 3.727 habitantes; seguida a mucha distancia por el País Vasco, que sumó 395 residentes de la Comunidad; Galicia, 329; Aragón, 303; Cataluña, 255; Valencia, 259; Cantabria, 239; Baleares, 206; y Canarias, 202, entre otras. Las únicas autonomías con un saldo a favor de Castilla y León, fueron Extremadura, con 195; Castilla-La Mancha, 122; y Andalucía, 79.

Un análisis más profundo del saldo migratorio exterior revela que la autonomía perdió a favor del extranjero 689 nacionales, pero ganó 2.929 foráneos. En concreto, los saldos exteriores negativos beneficiaron principalmente a la UE (sin España), con 2.452 menos a lo largo de 2017, con especial destino a Bulgaria (899), Rumanía (715) y Portugal (587). Por el contrario, la Comunidad ganó 561 habitantes de Marruecos; 1.212 de centro América y Caribe; 2.320 de Sudamérica, sobre todo de Colombia (848 y Venezuela (735), y 6632 de Asia.

Provincias

El informe estadístico constata que todas las provincia sufrieron en 2017 una pérdida poblacional, con especial deterioro de la situación en Zamora (175.558), donde los residentes bajaron un 1,5%, con 2.652 menos en un año; Ávila (160.143), en la que se redujeron un uno por ciento; con 1.606 menos; y León (466.030), donde se perdieron 4.297, con un descenso relativo del 0,9%.

Asimismo, la población bajó en Palencia (161.821) y Salamanca (333.714), un 0,7%, en ambos casos, con reducciones en 1.186 y 2.373 personas, en cada caso. La población mermó también en Segovia (154.407), un 0,6%, con 900 habitantes menos; en Valladolid (520.801), un 0,5%, con un descenso en 2.406; en Burgos (356.119), un 0,4%, con una rebaja en 1.497; y en Soria (89.752), un 0,3% y 258 por debajo de sus cifras un año antes.

 

Fotos

Vídeos