UPA pide a la Junta actuaciones «contundentes» para atajar la plaga de topillos tras los primeros casos de tularemia en Castilla y León

 /Catkin @pixabay
  / Catkin @pixabay

La Unión considera «imprescindible» limpiar cunetas y cauces, y que se permita la quema de rastrojos cuando pase la época de riesgo de incendios, con el fin de atajar este problema que puede dar a una «situación gravísima»

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha pedido «medidas urgentes» a la Junta de Castilla y León «para combatir la superpoblación de topillos» que hay en determinadas zonas de la región, «especialmente en la provincia de Palencia», donde se han detectado varios casos de tularemia. Esta enfermedad consiste en «malestar general, dolores musculares y fiebres muy altas», entre otros síntomas, «y se ha detectado que la pueden transmitir animales que han estado en contacto con los topillos muertos», como garrapatas o liebres, ha explicado Raúl Azpeleta, secretario de Sectores de UPA Castilla y León.

«Estamos hablando de la salud de las personas», afirma Azpeleta, por esta razón es necesario que «los ayuntamientos, la Junta de Castilla y León, la Confederación Hidrográfica del Duero se pongan manos a la obra para hacer limpieza de arroyos y cunetas, que son el reservorio de los topillos».

Como otra medida solicitan que en cuanto descienda el nivel de riesgo de incendios «se puedan quemar cunetas y rastrojos, allí donde ha habido mucha presencia de topillos», hacia el mes de septiembre u octubre. Pero para ello, asegura el secretario de Sectores, «es necesario comenzar a mover la burocracia ahora, con el fin de llegar a estos meses y que esté todo hecho para poder realizar la quema. Si comenzamos a preparar las solicitudes en el mes de octubre, se pasa el año y no se realiza esa quema» tan necesaria.

Por último Azpeleta asegura que «si esto pasase en las ciudades estarían utilizando secticidas», por lo que proponen el uso de algunos de ellos, «siempre con la supervisión de la Junta de Castilla y León y la ayuda de los agricultores, echado en el campo de la manera más segura posible para poder minorar esta plaga de topillos que tenemos y que no se siga extendiendo por la comunidad autónoma».