UGT muestra su 'desconfianza absoluta' del Plan Ávila 2020

Javier García, presidente de UGT Ávila, Evelio Angulo, vicepresidente regional, y Antonio Guerra, secretario de comunicación./ISABEL MARTÍN
Javier García, presidente de UGT Ávila, Evelio Angulo, vicepresidente regional, y Antonio Guerra, secretario de comunicación. / ISABEL MARTÍN

El vicesecretario general de UGT Castilla y León pide que se cierren acuerdos dentro del consejo de diálogo social de la Diputación abulense y defiende que la partida de un millón asignada en los PGE se destine a la conservación de edificios sindicales, como está asignado

ISABEL MARTÍNÁvila

El secretario general de UGT Ávila, Javier García, ha manifestado su «desconfianza absoluta» del «contenido» y del «alcance» del convenio firmado el pasado 28 de diciembre entre la Diputación de Ávila y la Confederación Abulense de Empresarios de Ávila, Confae, relativo a la puesta en marcha del plan Ávila 2020. Este convenio incluye la creación de una oficina «tractora» de captación de inversiones para la provincia abulense, un catálogo de suelo industrial y una web para que los comercios locales vendan sus productos.

García considera que el acuerdo «se ha hecho sin luz y taquígrafos» y, «por lo que tenemos entendido», no se va a generar a «corto plazo» el «empleo que nosotros queremos», ni se conoce el «contenido de esa oficina tractora» ni la fórmula elegida para poner en marcha la página web que entra dentro del convenio. Además, ha puesto en duda la naturaleza de los «cuatro o cinco empleos» que se generarán en dicho proyecto y su opinión es que se designarán «digitalmente».

Asimismo ha asegurado que no conocen el documento «íntegro» del acuerdo «bilateral» rubricado por Confae y Diputación para el Plan Ávila, aun habiendo solicitado dos veces «a través del registro» dicho convenio. Asegura que los datos que manejan son «a través de las declaraciones de la oposición» que se manifestó «en contra» del mismo. En consecuencia, no realizarán ninguna acción hasta no conocer el documento por completo, aunque ha puntualizado que «de lo que conocemos no nos gusta prácticamente nada».

Por su parte, el vicesecretario general de UGT, Evelio Angulo, ha calificado dicho acuerdo como una «cosa oscura» que «trata de generar un corralito», y ha adelantado que lo están «estudiando jurídicamente para ver cómo lo podemos desmontar» en la «línea de lo que estamos haciendo en el resto de la comunidad». Angulo ha reivindicado que es «en el seno de consejos del diálogo social« donde se tienen que »producir los acuerdos», en este caso, en el de la Diputación de Ávila; algo que, según él, «no se ha producido».

Angulo ha puntualizado que UGT no quiere que haya «una prebenda exclusiva para los sindicatos» en los consejos de diálogo social ni «montar ningún chiringuito» para las inversiones que tengan que hacer las empresas.

Respecto a Confae, piensa que «nos está provocando» y que su presidente, Juan Saborido, está utilizando un «lenguaje bronco y falto de cualquier tipo de educación mínima», en referencia a lo acontecido en la reunión de diálogo social de la Diputación mantenida el pasado 31 de octubre. Saborido «ha lanzado un misil a la línea de flotación del diálogo social» y trata de «administrarlo» como «si fuera su cortijo», lo cual «está lejos de lo que entendemos que es el diálogo social», ha aseverado Evelio Angulo.

PGE para edificios sindicales

Sobre la partida de un millón de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2019 asignado al Ministerio de Trabajo para el mantenimiento de edificios sindicales en la provincia de Ávila, Evelio Angulo ha defendido que el dinero se invierta en lo establecido, en lugar de al plan industrial de Ávila, como reclamaba el presidente de la patronal abulense –en concreto, a la «mejora» y la «digitalización» de los polígonos industriales de la provincia. No utilizarlo para lo establecido en los presupuestos del Estado sería «utilizar demagógicamente» los conceptos, ha dicho el presidente provincial de UGT.

Las obras de los edificios sindicales, que se centrarán en mejoras de accesibilidad y seguridad, están en «fase inicial» y sin licitar. Javier García ha recordado que ya en 2016 se recibieron «ciertos requerimientos» por parte tanto del Ayuntamiento de Ávila como de Bomberos para la mejora del edificio sindical y subsanar «deficiencias en materia de seguridad».

Los usuarios del edificio sindical de la capital abulense, que comparten CC OO, UGT y Confae, «hemos ido haciendo ciertas obras» a su cargo para dicha mejora, pero «no han sido suficientes» y ha recordado que el Ministerio de Trabajo es el «responsable civil» de las condiciones del inmueble. Es «patrimonio del Estado gestionado por el Ministerio de Trabajo» y «no de los sindicatos«.

Ha adelantado de forma sucinta que están trabajando con la Junta de Castilla y León en una «línea nueva» que «pueda resolver los problemas de empleo» especialmente para los jóvenes.

 

Fotos

Vídeos