La leche materna «protege al bebé durante toda su vida»

Hospital de Ávila 'decorado' con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. /P. V.
Hospital de Ávila 'decorado' con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna. / P. V.

Esta semana se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y el Hospital de Ávila ha engalanado varias de sus plantas para concienciar de los grandes beneficios de esta forma de alimentación natural

PAULA VELASCO / ÁVILA

Elena López es madre de Sira, una niña de dos años y siete meses a la que continúa dando el pecho. Aunque al principio fue «muy duro, difícil y casi desisto», finalmente, gracias al apoyo de una amiga y de la Asociación de Madres Lactantes de Ávila (AMALAV), «que me enseñó una tarde todo; el agarre, la postura, etc.», prosiguió con esta alimentación natural, hasta el día de hoy.

Superadas las primeras semanas de desconocimiento, cuya enseñanza reclama un poco más en los hospitales, Elena no se arrepiente de haber continuado con la lactancia, es más, aún a día de hoy continúa dando una toma a su hija Sira, por la noche tras la cena, antes de dormirla. «Es a modo de ritual antes de irse a dormir. Es un relajante para ambas, un vínculo que sigue habiendo, el momento íntimo que tienes con ella cuando ya se va haciendo mayor. Para mí es importante y el día que alguna de las dos no estemos a gusto, lo dejaremos sin problema», asegura.

Además, Elena explica las comodidades de esta alimentación. No solo es más económica, sino que «es comodísima, no necesitas biberones, papilla, no tienes que preocuparte de llevar comida a ningún lado».

Y es que, la lactancia materna, aparte de todos esos beneficios, también protege al bebé. «Se sabe que el calostro», que es el alimento que produce la madre en las primeras horas o días después del nacimiento del bebé, «protege al niño durante toda su vida. Es muy importante que si una madre por el motivo que sea no puede dar a su hijo el pecho o no quiere, sepa al menos de este beneficio, e intentamos que le deje mamar un poco nada más nacer, porque esas primeras ingestas producen una flora especial en su tubo digestivo», explica Virginia Sánchez, presidente del Comité de Lactancia Materna del hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila.

Hoy en día, se sabe que «a cuantos menos alérgenos expongas a un recién nacido, mejor, y más con todos los riesgos de alergias que hay. Lo que está fabricado, como la leche en polvo, evidentemente no es natural, tiene una serie de condimentos que, por muy sano que sea y no pasa nada por darlo, nunca será igual que lo que va a ofrecer la madre».

La Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia sea exclusiva durante los primeros seis meses, «recomendable hasta los dos años y, de ahí en adelante, lo deja a la elección de madre».

Además, otra de las cosas que suele desconocerse es que «cada mamá produce una leche distinta», dependiendo de las necesidades de su bebé. «Su leche se adaptará a él, es decir, si su desarrollo neurológico es diferente dependiendo de en qué semana nace, la leche será diferente en la madre que tiene un bebé nacido en la semana treinta y seis que la que lo tiene en la treinta y ocho», explica Sánchez. De hecho, «en los bancos de leche, que cada vez están más instaurados, las donaciones están codificadas por semanas de gestación».

 

Banco en Castilla y León

En la comunidad tan solo existe el Banco de Leche del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. Desde su apertura en 2015 y hasta finales de abril de este año, más de ciento sesenta bebés se beneficiaron de él y de los trescientos cincuenta litros de leche donada por un centenar de mujeres, según datos aportados por la consejería de Sanidad.

Cualquier mujer que esté amamantando a su hijo satisfactoriamente, sea sana, lleve un estilo de vida saludable y además quiera donar su leche de forma voluntaria y altruista puede hacerlo, una vez que la lactancia de su hijo esté bien establecida y hayan pasado al menos tres semanas desde el parto.

La lactancia materna se promociona a nivel mundial «porque en los países desarrollados no se alcanzan los niveles estimados, aunque su aceptación va por oleadas y cambios culturales», afirma Virginia. No tiene que ver con el nivel de formación o el nivel cultural, «a veces nos encontramos que ciertas madres con bajo nivel cultural, del medio rural, acostumbradas a ver mamar en el medio animal, enseguida se hacen a la lactancia, mientras que madres con otro nivel cultural más alto, incluso con formación de cómo hacerlo, tienen más dificultades».

En cualquier caso, Virginia Sánchez considera «esencial el apoyo a las madres. Lo importante es que se conozcan los beneficios de la lactancia y que la madre decida. Y sobre todo respetar cada decisión. A una madre hay que apoyarla y ayudarla elija el tipo de alimentación que elija».

 

De gala para celebrar la lactancia

Para celebrar la semana mundial de la lactancia materna, el hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila ha engalanado varias de sus plantas, sobre todo las dedicadas a los niños y a las madres. Banderitas, dibujos y carteles recomendando este tipo de alimentación se pueden ver por los pasillos del complejo hospitalario. Incluso la artista abulense Laura Rodríguez ha creado unos cuadros a gran tamaño para la ocasión, que ilustran el momento de intimidad entre una madre y un hijo cuando se está dando el pecho.

También hoy, con motivo de esta semana de celebración, ha tenido lugar una mesa redonda titulada «Hospital y lactancia materna», en la que han participado varios profesionales de las áreas relacionadas con este tema, y que ha estado moderada por el pediatra Antonio Martín Sanz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos