Ser alcalde de un pueblo «es lo más bonito del mundo»

Ser alcalde de un pueblo «es lo más bonito del mundo»
R. Muñoz-Ical

Mª Dolores de Cospedal acudió ayer al homenaje que el PP abulense realizó a los más de cincuenta alcaldes y concejales de Ávila con 25 años en el cargo

PAULA VELASCO

La localidad abulense de Muñana ha sido el escenario elegido para realizar el homenaje que el Partido Popular ha realizado a los más de cincuenta alcaldes y concejales de la provincia de Ávila, que llevan veinticinco años en el cargo.

En él, han estado presentes dirigentes a nivel regional y nacional, como la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, quien ha asegurado que «ser alcalde de un pueblo o ciudad es lo más bonito del mundo» en una clara defensa del medio rural. En su discurso ha aludido a los partidos que llegan a la política «desde un plató y no saben lo que es un pueblo y una diputación» y que en las pasadas elecciones anunciaron con «cerrar nuestros pueblos, y nuestros pueblos no se cierran».

Por su parte, el presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado que «la nueva política desprecia lo que no conoce: el mundo rural» y se ha comprometido a que las nuevas tecnologías «lleguen a todo el mundo», una de las reivindicaciones de uno de los alcaldes homenajeados, así como que ha afirmado que el PP «apuesta por la radioterapia en el Hospital de Ávila».

Carlos García, presidente del PP abulense en su discurso también ha criticado el hecho de que algunos partidos decían hace unos años que «provincias como Ávila tenían que quedarse en tan solo cinco municipios». Según García ser alcalde de un pueblo «es el cargo más importante» de todos y ha alabado el trabajo del mas de medio centenar de ediles y concejales con veinticinco años o más en el cargo, a los que se ha homenajeado.

También este acto ha servido para recordar al recientemente fallecido Luis Pérez, alcalde de Muñana, al que todos han calificado como buena persona y han aplaudido emocionados tras el breve y sentido discurso de uno de sus nietos.

Agustina Díaz, alcaldesa de Sigeres, y José Luís Bartolomé, de Navalperal, fueron dos de los alcaldes que hablaron en representación del resto, y aludieron al gran esfuerzo y trabajo constante que supone ser alcalde de un municipio, además de la satisfacción al «contar con la complicidad» de los vecinos. Todo ello, vivencias con las que podrían «escribir un libro con las anécdotas» que les han sucedido a lo largo de estos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos