https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/60mas-desktop.jpg

Narciso Prieto: «Esta fiesta del ocio confirma que con 60 años todavía se es joven y se pueden hacer muchas cosas»

Narciso Prieto: «Esta fiesta del ocio confirma que con 60 años todavía se es joven y se pueden hacer muchas cosas»

Necesidad o alternativa para el entretenimiento, este festival se resuelve como otra posibilidad ocupacional para los mayores de 60 a ojos de Caja Rural de Zamora

Jesús Domínguez
JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

El compromiso de Caja Rural de Zamora es estar al lado de nuestros mayores, y así estarán este fin de semana en el Festival 60+ Activos. La caja estará presente como patrocinadora en un evento que va a servir para comprobar una vez más el carácter activo de un grupo social y de edad que todavía mantiene su vitalidad y su salud, y que requiere de actividades para el ocio como las de este festival. Y además, como dice Narciso Prieto, «se las han ganado».

–¿Qué lleva a Caja Rural de Zamora a participar en este evento?

–Nuestro compromiso ineludible con los más mayores. La iniciativa hace referencia a un colectivo que lo ha dado todo y la caja tiene que estar apoyando una actividad como esta. Nos parece necesario e imprescindible estar al lado de ellos.

–¿Qué valores les han llamado más la atención?

–Hoy en día la esperanza de vida es mucho más larga que antes y a esta edad todavía se es joven y se puede tener mucha actividad. Esta fiesta del ocio por encima de los 60 viene a manifestar eso, que todavía se es joven y se pueden muchas cosas, por eso estamos en unas jornadas en las que se va a destacar ese dinamismo.

–¿Tiene este perfil de público un carácter ahorrador?

–En los tiempos que corren no es fácil para nadie ahorrar, pero el perfil de una persona mayor suele ser más conservador por propia dinámica de vida y por las propias necesidades que se tienen, que van cambiando con el paso de los años. En el siglo XXI se pueden hacer muchas cosas y la gente jubilada también tiene el anhelo de hacer muchas de las cosas que no solía hacer durante su vida profesional.

–Cuando alguien acude a su caja, ¿cuáles suelen ser las dudas que se le suelen presentar?

–Por nuestra forma de hacer banca, personal, nuestro primer lema es que a la gente la conocemos por su nombre y apellidos. La relación que se establece, y en este caso más, es vital. Este colectivo es mucho más susceptible por tradición y por educación de requerir una atención más personalizada. Nosotros somos ese último modelo de banca que quiere tratar a la gente como personas. Siempre decimos que hacemos el traje a medida, pero con personas de esta edad más si cabe todavía con nuestro modelo de oficina y de trato directo.