https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/60mas-desktop.jpg

Carlos Soria, alpinista de 80 años, comparte su jovialidad con el público asistente a la penúltima sesión del Festival 60+Activos

'Masterclass' de yoga. / Gabriel Villamil

La jornada comenzó con una masterclass de yoga a cargo de la profesora Gloria Alcaide

Jesús Domínguez
JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

El amor, dicen, no tiene edad. La juventud tampoco. Con el paso de los años, gracias a la salud mantenida con el avance de la vida y el aumento de la esperanza de vida, se ha ido instaurando una idea de jovialidad llegada la retirada. Carlos Soria, hoy autónomo, años después de su jubilación, demostró en el Festival 60+Activos algo que su público ya sabía, pero que cercioró en su intervención: ser joven no depende del DNI. Ser joven es una actitud.

Toda la información

La suya ante la vida es de valentía. Se dice pequeño y poca cosa, pero desprende un aura grande, como grandes son las montañas que sube. En un par de semanas afrontará, como entrenamiento, un pico de 7.200. A sus 80 años, es la persona de mayor edad que ha coronado siete ochomiles. Tan solo le quedan dos por ollar, reto que todavía quiere afrontar. Aunque no lo hiciera, no muchos pueden presumir de haber visitado el balcón del Everest, y él lo hizo ya jubilado. Con 68 años subió los 8.463 metros del Makalu. Sin oxígeno.

El carisma del alpinista abulense desbordó la Cúpula del Milenio e hizo un silencio sonriente. Conforme empezó a hablar de las mentiras que otros cuentan de la montaña y las verdades que a él le han enseñado, y que cuenta con una naturalidad y una humildad que asustan casi tanto como sus hitos. Entre los mayores de su vida está haber formado una familia con una mujer y cuatro hijas apasionadas, como él, de la montaña.

Su ejercicio introspectivo, llevado a los oídos del público, demostró que, cuando uno quiere, puede. Su prótesis de rodilla supone alguna pequeña limitación, y anda entrenando Soria para que estas sean menores. Al cuerpo, como a la montaña, hay que hacerle caso cuando avisa. Pero también hay que intentar, en la medida que uno puede, ser activo, que de eso trata el festival organizado por El Norte de Castilla.

Esta actividad comenzó a primera hora de la mañana con una masterclass de yoga a cargo de la profesora Gloria Alcaide, que puso a moverse los chakras y a quien podía pensar que ya no tiene edad. Cualquier edad es buena también para cantar, como demostró el coro de San Agustín, que repasó algunos de los principales temas musicales de la historia, caso de Queen, con quien el coro puso a bailar a los asistentes. También lo hizo Zagalejo, grupo de coros y danzas regionales que recordó piezas tradicionales históricas propias de Castilla y León de hasta 200 años.

El Festival 60+Activos finalizará con el plato fuerte del concierto de Karina a partir de las 19:30 horas. Anteriormente, a las 18 horas, recibirá el primer premio 60+Activos el promotor teatral Enrique Cornejo.

El Festival 60+Activos, que organiza El Norte de Castilla, cuenta con los patrocinios de la Concejalía de Servicios Sociales de Valladolid, Aquavall, BricoDepôt, Ballesol y Caja Rural de Zamora y tiene como socio tecnológico a Media Markt Business Valladolid.