Adiós al celuloide

El cine Avenida de Pedrajas de San Esteban se apunta desde este fin de semana a la proyección en formato digital

CRUZ CATALINAPEDRAJAS DE SAN ESTEBAN
Exterior del cine Avenida de Pedrajas de San Esteban y de uno de sus propietarios con la anterior maquina de proyección / Cruz Catalina/
Exterior del cine Avenida de Pedrajas de San Esteban y de uno de sus propietarios con la anterior maquina de proyección / Cruz Catalina

Concluidos esta semana los trabajos de adaptación necesarios, el Cine Avenida de Pedrajas de San Esteban, actualmente el único de la provincia de Valladolid, y uno de los cinco en la comunidad autónoma de Castilla y León, que permanecen abiertos al público en municipios menores de 6.000 habitantes, cambia este fin de semana el tradicional proyector de 35 milímetros por uno nuevo proyector digital sistema DPI.

Un nuevo sistema de proyección que eliminará para siempre, no sin nostalgia, las cintas de celuloide, que permitirá estrenar más rápido, prácticamente al mismo tiempo que las salas de cualquier capital de provincia, con una imagen y sonido perfectos, sin que la imagen se mueva, sin rayas, y sin la posibilidad de que la película se rompa.

Una transición, del celuloide al disco digital, que se realizará con la proyección de la primera parte de la película Amanecer, de la saga Crepúsculo, que podrá visionarse este viernes, a las 21:30 horas, así como el sábado, a las 20 y 23 horas, el domingo, a las 17:30 y 20:30 horas, y el lunes, a las 21:30 horas. Película a la que seguirá la próxima semana Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio, el último trabajo de Steven Spielberg. Dos de las películas más taquilleras del momento, que en versión celuloide habrían tenido que esperar todavía unas semanas antes de llegar a la villa piñonera.

Una inversión de 65.000 euros

Un cambio que a supuesto a la familia García Calvo, los propietarios del pedrajero cine Avenida, un desembolso de 65.000 euros, de los cuales el 50% se financiará merced a las ayudas conjuntas de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León y el Instituto de Cinematografía, y que era la única oportunidad de poder continuar con la exhibición cinematográfica habida cuenta que productoras y distribuidoras han determinado el fin del el celuloide por un formato de mayor calidad.

La llegada de esta transición del celuloide al disco digital en el cine Avenida, nombre con el que se rebautizó en 1967 del desaparecido cine Español fundado en 1946 por el abuelo de los actuales copropietarios que se estrenó con la proyección de mítica Gilda de Charles Vidor protagonizada por Rita Hayworth y Glenn Ford en sus papeles principales, hay que buscarla en junio de 2004 en una presentación por parte de la Asociación Cine Digital a los propietarios de salas de Castilla y León, precisamente en las instalaciones de la familia García Calvo, de un nuevo sistema de proyección electrónica vía satélite y tecnología digital.

Presentación, de un proyecto que pese a estar respaldado desde el Ministerio de Industria y Tecnología que en su momento no llegó a cuajar, pese considerarse la cuarta revolución en el mundo de cinematógrafo tras el cine hablado, la aparición del color y la irrupción del sonido Dolby estéreo, si algo quedo claro, y el tiempo se ha encargado de demostrar, es que la pervivencia del cine en el medio rural pasa por su distribución de forma digital.

Situado en la calle Las Escuelas, frente al centro de día y la residencia de ancianos, el cine Avenida ocupa una superficie total de 550 metros cuadrados de los cuales 400 corresponden a la sala de proyección que cuenta con una pantalla de 12x6 metros y cerca 400 butacas. Para la proyección, hasta la instalación del equipo digital sistema DPI que estrenara este viernes, disponía de 2 maquinas Ossa modelo 6-C con linterna de lámpara de xenón de 2.500 watios, mejoradas con la instalación de modernos objetivos y sonido estéreo en cuatro pistas. El resto de instalaciones se complementa con un amplio y acogedor ambigú donde se exhibe toda una reliquia de la proyección, servicios y una sala que ha sido utilizado indistintamente como bar juvenil, vestuario, almacén, etc.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos